in

Todo lo que necesitas llevar al hospital el día del parto, toma nota.

Si te encuentras a pocas semanas de cumplir la meta de las 40, entonces debes iniciar los preparativos. Entre las últimas semanas debes tener el bolso en tu auto o en la puerta de la casa, debido a que en cualquier momento en que inicies contracciones deberás dirigirte al hospital donde previamente planeaste junto con tu pareja, atendenderte.

Lo recomendable es tener a la mano dos bolsos, el tuyo y la pañalera de tu bebé. ¿Por qué no es recomendable llevar solo uno, para evitar cargar con dos bolsos? Bueno, porque en algunos casos debes facilitar la ropa del bebé para que sea vestido o atendido, además, no necesitas crear un desorden buscando entre tantas cosas que, posiblemente termines dejando en el hospital, entonces, por eso y por muchos otros detalles, simplemente, mantén tus cosas en tu bolso y las de tu bebé en otro.

¿Qué debo llevar en mi bolso?


Objetos indispensables
Papeles importantes y documentos de identificación: Debes dejar tu billetera cerca o dentro del bolso para que en el momento del gran día, no olvides ningún documento legal.

Toallas de baño: Preferiblemente toallas gruesas y medianas. La otra toalla puede ser solo por si surge algún caso o si eres de las mujeres que necesitan dos toallas, es decir, una para el cabello y una para el cuerpo.

Una o dos mudas (conjuntos): Debes ir lo más cómoda posible. Nada de jeans, ni pantalones sumamente ajustados o incómodos, vestimentas sin broches o cierres. Toma en cuenta las camisas lisas de algodón y pantalones deportivos o leggins deportivos desajustados.

Bolsas de plástico: Es provisional, además, puedes utilizarlas para no juntar ropa sucia con la ropa limpia del mismo. Además, si tus toallas aun se mantienen húmedas, puedes colocarlas en una de esas.

Cosméticos o productos higiénicos: Debes llevar todo lo necesario e higiénico, para darte una ducha, jabón, shampoo, desodorante, cepillo de dientes, crema de dientes, peine, cremas humectantes, perfume suave de tu gusto y toallas sanitarias.

Indumentaria que no debe faltar
Ropa interior: Debes utilizar sujetadores sin alambres, sujetadores que sean extremadamente cómodos y no te lastimen, además, estarás alimentando a tu bebé, si consigues especiales, donde solo desabroches para alimentar a tu bebé, tendrás la comodidad asegurada. Utiliza pantys completos que te sujeten el vientre, sobre todo si tendrás cesárea, de igual forma lleva calcetines largos o abrigados que protejan tus pies del frío.

Almohadillas: Lleva almohadillas para evitar derrames de leche. En las primeras horas del parto es recomendable e importante que alimentes a tu bebé, debido a esto, es común que empieces a tener derrames de leche materna mientras no estés amamantando, por esto mismo y para evitar que te sientas incomoda, debes utilizar almohadillas o toallas que te mantengan limpia.

Abrigos: En tu estadía en el hospital necesitarás mantenerte abrigada, en especial si tu momento de parto es en meses de invierno o frío. Puedes utilizar gorros y sweaters, de igual manera lo mas cómodos posibles.
Pantuflas o sandalias: Para que estés cómoda, evita llevar zapatos cerrados y ajustados, utiliza pantuflas o sandalias de fácil colocación.

¿Qué debo llevar en la pañalera de mi bebé?
En la pañalera de tu bebé debes llevar uno o dos conjuntos de ropa, al igual que también debes llevar gorritos y cobijas para abrigar al bebé. En un porta-cosméticos, puedes colocar dos o tres pañales de recién nacido, también toallas húmedas, talco y cremas humectantes.

Técnicas para facilitar el trabajo de parto y nazca tu hermoso bebito.

Despertar con papá y el bebé, eso es amor y felicidad.