in

Tener una hija es más caro que ser mamá de un niño

Apenas te enteras que a vas a ser madre, son muchas las preguntas que rondan tu cabeza, pero pocas pueden ser tan importantes como la del sexo del futuro bebé. Y es que cuando te enteras que va a ser una niña, las preguntas se multiplican.

Y es que comienzas a pensar, como será su cara, sus ojos, su cabello, sus pies y sus manos, y apenas esto te lo imaginas, vas más allá pensado en cómo vestirla, que prendas le colocarás para combinarla y que luzca así realmente hermosa.

Y es que tener una niña, para muchas madres es como volver a tener una muñeca, pero en la que la ropa lucirá mucho más hermosa y por supuesto más movida.

Evidentemente tener un hijo, es una bendición y una dicha para muchos, y cualesquiera de los dos sexos ameritan inversión para los padres, desde la ropa, hasta los juguetes, ya que los artículos de limpieza, accesorios y demás son realmente costosos.

Pero muchos consideran que tener un niña, resulta mucho más costoso que una tener un varón, y esto es algo que obedece a que la cantidad de accesorios que una niña utiliza, son superiores a los que pueda usar tu pequeño caballero, y esto es totalmente cierto.

Sin embargo, muchos alegan que esto es falso, por lo que entre conversaciones paternas, el asunto se puede convertir en un verdadero dilema, a lo que estudios científicos han colocado su última palabra.

En efecto, un estudio hecho por la asociación financiera de educadores de Brasil, determino que los padres de hijas invierten más del 30% de lo que invierten con niños, y esto corresponde a un hábito de conducta y a una forma cultural de ver a las niñas.

Para la mayoría de sociedades, y en especial las latinas las niñas son un reflejo de sus madres, lo que hace que estas se vean como unas pequeñas mujeres que deben andar combinadas, bien vestidas, con sus accesorios y con sus lazos puestos en combinación.

Siendo esto un hecho bastante peculiar y notorio en todas las pequeñas cuando salen a la calle, tanto así, que también es un efecto que la sociedad de consumo genera, las empresas que hacen juguetes siempre lanzan diferentes modelos para niñas.

Motivo por el cual, los padres están en continuo gasto para poder complacer los gustos de sus pequeñas princesas, tan así que la muñeca que le compraron la semana, ya hoy en día tiene nuevos zapatos y nuevos vestidos, siendo esto necesario para que las bebas puedan jugar con ellas.

Es por ello, que culturalmente la niña debe de tener más accesorios, como es el caso de los moños y lazos para el cabello, de modo tal, que luzca lo más hermosa posible.

Así que si ya sabes que tendrás una niña, tómalo con calma y considera que tendrás una belleza absoluta en tu casa, donde podrás verla jugar y reír a diario, sin importar cuanto debas de gastar en colores distintos de moñas.

Agradecemos que hayas llegado a nuestra vida

La recuperación después del parto puede tardar un año y no 40 días