in

Temor a la anestesia epidural, informate sobre sus beneficios

Muchas mujeres son capaces de desarrollar cierta aversión o un temor hacia la anestesia epidural, sin embargo, se trata de un hecho muy normal. Este temor se debe principalmente a la falta de información que se tiene sobre el procedimiento, lo cual lleva a las mujeres a desarrollar múltiples dudas acerca del mismo.

Esta falta de información ha provocado que las mujeres sientan deseos de no realizar este procedimiento, ya que no conocen los beneficios del mismo. Por ello en este artículo les aclararemos algunas dudas con respecto a la anestesia epidural.

¿Qué es la anestesia epidural?

Es el proceso que se realiza para introducir un anestésico local dentro del espacio epidural, el cual permitirá bloquear los nervios que se encuentren en la médula espinal, permitiendo realizar una anestesia en partes específicas del cuerpo.

Realizar este tipo de procedimiento durante un parto permite que la madre sienta sensaciones de alivio, lo cual contrarrestará el dolor que sienten durante esta etapa. Además de esto, puede disminuir la ansiedad de la paciente y les permite a su vez a los doctores realizar técnicas instrumentales sin que conlleve la aplicación de otras anestesias.

Las contracciones, la entrada del bebé al canal de parto, el paso del bebé por la pelvis y el proceso de dilatación son momentos dolorosos por los que la mujer debe pasar para poder tener a su hijo en sus brazos. Cada parto puede doler de forma diferente, dependiendo principalmente de la persona, por lo que no es conveniente que una madre se guie por las experiencias de otra mujer.

Beneficios de una anestesia epidural.

Este es proceso de analgésico muy útil al momento del parto, ya que permite aliviar los dolores que este produce de una manera eficaz, siendo inofensivo para la madre e inofensivo para el bebé, permitiéndole a la madre poder visualizar el momento en el que su hijo llega al mundo, teniendo una experiencia mucho más profunda y cercana.

Si existen complicaciones durante el parto, se requerirá de un cesaría, con el catéter puesto, el encargado de la anestesia suministrará a través de ese catéter los diferentes medicamentos necesarios para la cirugía. Este procedimiento se realiza siempre y cuando no se trate de una situación de emergencia, ya que, de ser así, se requerirá de un método de anestesia mucho más rápido que la anestesia epidural.

Riesgos de una anestesia epidural.

Durante los métodos de atención para los partos o los tratamientos que se desarrollan durante el mismo, se evidencia un mayor riesgo de parto por medio de instrumentos debido al uso de la anestesia epidural. Sin embargo, muchos especialistas aseguran que los partos con fórceps no son consecuencias de utilizar este tipo de anestesia.

Se han podido reportar casos en que las madres desarrollan dolores de cabeza luego de haber tenido un parto por medio de la anestesia epidural, estos dolores de cabeza pueden ser calmados fácilmente mediante analgésicos.

También se han reportado casos en los que se observan hematomas leves en la espalda. Las lesiones nerviosas provocadas por la anestesia epidural son muy raras, llegando a presentarse en 1 de cada 23000 situaciones.

Motivos y causas de la infertilidad femenina

Consejos para que el bebé duerma toda la noche.