Técnicas para facilitar el trabajo de parto y nazca tu hermoso bebito.

El parto es el resultado final del largo proceso del embarazo, siendo igualmente el recibimiento en esta vida del nuevo y esperado bebé. Algunas informaciones necesarias y curiosas del proceso del parto, son las siguientes:

Las condiciones de un parto
Para el correcto desarrollo de la etapa final como lo es el parto, la madre debe tener una normal contracción abdominal y uterina; a su vez, también es importante la posición idónea del bebé dentro del útero.

Situaciones o presentaciones en el parto
Longitud cefálica: Un gran porcentaje de bebés, se encuentran en esta posición en el momento del parto; en esta posición el bebé, se encuentra cabeza abajo, es decir, su salida será la más recomendable y correcta en el momento del parto.

Longitud Podálica: La mayoría de los partos adoptan la postura cefálica, sin embargo, este no es el caso, el bebé se encuentra prácticamente sentado, es decir, no se encuentra apto para una buena salida y lo primero que veríamos allí, no será lo esperado. A esta posición la llamada estado Podálico.

Transversa: En esta posición, los bebés tienen su cabeza en uno de los lados del vientre de la madre, y sus posaderas se encuentran en el lado contrario del lado donde sitúa su cabeza. Solo en 1% de los bebés, adopta esta posición en los momentos del parto.

Oblicua: En esta posición es necesaria la operación cesárea, debido a que se encuentra con la espalda en dirección a la pelvis.

Etapas del parto
Dilatación: La dilatación es cuando el cuello uterino empieza a ensancharse para que el bebé pueda salir. Se calcula que esta acción la realiza cada una hora con una dilatación de un promedio de 1cm de medida.

Alumbramiento: El alumbramiento es la penúltima fase del parto, se trata de la salida del feto hasta que asuma su cabeza.

Expulsión: La expulsión es la fase final del parto, esta inicia desde la primera contracción hasta la completa salida del bebé.

Técnicas sencillas para el momento del parto

Clases de educación maternal
Asistir a clases de educación maternal te beneficiarán como no tienes idea, la preparación y el conocimiento que te aportan estas clases, te ayudarán a reducir los nervios, aclarar dudas y a pasar un buen momento.

Realiza ejercicio
No tengas miedo de realizar ejercicio de forma regular, esto beneficiará tu salud y la de tu bebé. Está comprobado científicamente que las mujeres embarazadas que usualmente realizan sesiones de pilates o yoga, tienen menor porcentaje de problemas o dificultades a la hora del embarazo.

Masajes
Los masajes luego de los 3 meses de embarazo son extremadamente recomendables, te harán bien a ti y a tu bebé; realizar sesiones de masajes con la ayuda de un familiar o de tu pareja, te ayudarán a liberar tensiones, te ayudarán a evitar insomnios, ansiedades y depresiones. De igual forma los masajes estimularan la circulación, eliminaran líquidos y toxinas que te harán sentir más agotada y a su vez, facilitaran la posición del bebé durante el parto.

Alimentación Balanceada
Para facilitar el trabajo de parto es recomendable el consumo de agua y proteínas que te brindarán la adecuada nutrición que tu cuerpo amerita para el momento del parto; puedes consumir carnes magras, frutas y verduras, con adecuada limpieza antes de su consumo.

Descansa
Lo mejor es que descanses, duerme en promedio 7 u 8 horas como mínimo para evitar hacer de un buen día, algo sumamente incomodo. El estrés, el enojo, la inquietud y el agobio, no son síntomas de un embarazo sino de un mal descanso. El hecho de dormir aproximadamente 8 horas, significa que repondrás y mantendrás las energías, además, el bebé se desarrolla más durante tus horas de sueño.


Finalmente con estas técnicas, podrás tener un proceso de parto sencillo y rápido, recuerda disfrutar de cada una de las etapas de tu embarazo.