Síntomas en el embarazo que pueden requerir atención inmediata

Las futuras madres deben estar alerta siempre de los cambios que tiene su cuerpo, así como de los dolores y síntomas que pueden venir sin ninguna razón, trayéndole enormes malestares a la mujer embarazada que, en ocasiones, reflejan una alerta de que algo mal pudiera estar ocurriendo en su embarazo, por lo que no es realmente ideal que se ignoren estos síntomas, y siempre se acuda al médico.

Sangrado vaginal

Una de las alertas más llamativas que la mujer tiene durante el embazo es el sangrado vaginal, hay ocasiones en que el sangrado puede deberse a factores inofensivos, pero la mayoría de los casos el sangrado vaginal significaría un síntoma de aborto, en especial cuando viene acompañado con dolores en el vientre y calambres, por lo que es aconsejable que te dirijas al doctor y resuelvas las dudas sobre tu estado y el estado del bebé.

Náuseas y vómitos excesivos

Es bien sabido que las náuseas y los vómitos son una parte de lo que conlleva a estar embarazadas, es uno de los síntomas principales, sin embargo, hay ocasiones en que estos síntomas dejan de ser normales, al volverse un síntoma repetitivo y diario. Normalmente la pérdida de nutrientes y líquidos hace que estos síntomas parezcan por lo que podrías deshidratar al bebé, por lo que es recomendable que no te la pienses mucho y vayas con un doctor.

Disminución de los movimientos del bebé

Cada bebé se mueve de manera diferente, no todos tienen una movilidad activa, por lo que debes estar atenta siempre a sus movimientos y tener (si lo deseas) una anotación de sus movimientos por horas, si observas que el bebé empieza realizar movimientos mucho más bajos y poco frecuentes, puedes hacer alguna actividad que induzca los movimientos del bebé, para verificar si en realidad todo está bien.

Come algún dulce o pon música, acuéstate de lazo izquierdo y háblale un poco. Si haces todo esto y ves que no pasa nada, algo está mal y debes dirigirte lo antes posible al doctor.

Contracciones falsas

En ocasiones las contracciones no son nada de qué preocuparse, ya que la madre puede tener contracciones unas semanas antes de dar a luz, sin embargo, hay diferentes tipos de contracciones que no se pueden dejar pasar ya que muchas veces las llamadas “contracciones falsas” son confundidas como las verdaderas, lo que hace que la madre se confunda.

Las contracciones falsas son leves, no son frecuentes ni tampoco van aumentado su intensidad, por lo que debes estar atento de qué tipo de contracciones se trata, para alertarte y dirigirte al doctor, ya que muchas veces estos dolores son provocados por otros síntomas.

Preclamsia

La preclamsia comienza con dolores en la cabeza, dolores abdominales, ciertas alteraciones visuales y sonidos extraños en los oídos, también puede llegarse a hinchar mucho los tobillos, cara y manos, por lo que puede ser una alerta de que tienes preclamsia y debes dirigirte al médico.

Esta condición es bastante seria y suele desarrollarse a partir del primer mes, por lo que se debes ir al médico con suma brevedad, ya que esta se origina con una presión arterial muy alta, por lo que requiere de un tratamiento y de un seguimiento, al ser bastante peligrosa.