in

¿Se pueden tener mascotas en la casa donde esté viviendo una mujer embarazada?

Deseas conocer si se puede tener mascotas en la casa donde habite una mujer embarazada, pues este artículo es para ti. Acá podrás encontrar la información que necesitas sobre los gatos y los perros durante el embarazo.

Aunque todos sabemos que las mascotas son parte de la familia, es importante también saber, que las futuras madres durante su embarazo, deberán mantener la cautela sobre los peludos del hogar en todo momento.

Comúnmente en casa se encuentran perros y gatos, debido a que son de los más accesibles para todas las familias, y aunque no hará falta buscar un hogar distinto para dichas mascotas, sí es necesario que la embarazada se mantenga a ella misma y a su bebé, lo más alejada posible de una variedad de peligros que implican las mascotas.

Las mascotas y el embarazo de una madre
A continuación, te hablaremos sobre las implicaciones de tener mascotas en la casa donde habite una mujer embarazada, y nos centraremos en los perros y los gatos respectivamente.

Los perros
Además de ser denominados como “el mejor amigo del hombre”, los perros son los animales más fieles que pueden habitar en tu hogar. Y no es necesario echar a tu mascota de casa, cuando alguien de la familia se encuentre en pleno embarazo. Lo ideal es pues, que se tomen las medidas necesarias para evitar todos los peligros que puedan existir.

Es importante siempre evitar que el perro busque saltar sobre la pancita de la madre cuando esta se encuentre acostada o sentada, puesto que ello podría causar un daño en el feto.

En caso que este amigo peludo tenga malos hábitos de morder o de atacar a otras personas, es importante que se tomen las previsiones para enseñarle a comportarse correctamente antes de que el bebé llegue a nuestro mundo.
A su vez es de suma importancia que el perro se encuentre correctamente vacunado y que no tenga un constante contacto con otros animales de la calle.

Los gatos
Por otro lado, tenemos también a los adorados gatos, el segundo animal más adoptado en el mundo como mascota. Ellos también están incluidos al cuidado de tener mascotas en la casa donde habite una mujer embarazada, puesto que dichos animales son capaces de transmitir la toxoplasmosis, infección que es capaz de afectar al feto durante su desarrollo natural.

Es importante que la madre evite en todo momento el contacto con la materia fecal del gato, sobre todo si tiene contacto con otros felinos callejeros, ya que la infección de la toxoplasmosis se aloja en sus excrementos.
El gato debe estar vacunado en contra del parásito de Toxoplasma.

Si el felino es agresivo, debe ser aprovechado el momento para una educación más firme, de esta forma se evitan posibles accidentes con el bebé.

En caso de que el gato, prefiera dormir normalmente en compañía de sus dueños se recomienda evitar el acercamiento, debido a que un mal movimiento puede ocasionar un reflejo del gato, pudiendo lastimar a la embarazada. Por lo que es mejor dormir en un sitio sin acceso de la mascota.

Quieres saber, ¿qué aprende el bebé en la pancita de mamá?.

Alimentos que debes dejar de comer estando embarazada.