in

Salir juntos de vez en cuando en pareja sin los niños nos hizo mejores padres

Todos los matrimonios pasan por situaciones difíciles, y esto puede empeorar cuando ha llegado un bebé de manera recientemente a la casa, debido a que los horarios de cualquier tipo que tenías o actividades programadas deben ser pospuestos constantemente.

La atención no siempre se centra en el bebé, también puede ser un niño porque intentamos compaginar el trabajo con la recreación y el tiempo que podemos pasar con ellos; olvidándonos de que también es fundamental el tiempo en pareja.

En ocasiones es bueno y necesario salir juntos en pareja sin que nos acompañen los niños, por lo menos una vez a la semana, esto para ayudar a fortalecer la relación que puede haberse debilitado y también es positivo para los niños, debido a que son felices si los padres están unidos.

Buscar alguien de confianza

Puede resultar complicado al momento de dejar a nuestros niños o bebés solos durante el día que se va a pasar en pareja; para elegir más sabiamente esto, pueden ponerse de acuerdo en pareja para dejarlo con los padrinos o alguien de confianza para ambos.

Como pareja, deben elegir alguien que sea responsable, esto es importante si el viaje durará un tiempo mayor a un día; en caso de no conseguir algún pariente no consanguíneo siempre se puede recurrir a las abuelas, quienes estarán encantadas.

Salir a eventos juntos, como lo hacían antes

Esto pueden ser actividades que hayan disfrutado en el pasado y que aún pueden hacerlas porque tener un bebé o un niño no significa decirle adiós a la vida en pareja de forma privada, solamente es cuestión de poner de su parte para avivar las relaciones.

Así sea una vez por semana, planificar actividades que a ambos les gusten, como puede ser ir a la playa, de excursión o a un museo, cosas simples como salir a un restaurante a cenar, puede ser lo que necesitan como pareja para recuperar el amor entre sí.

Aprovechen las noches para ambos

Esto aplica cuando los niños son grandes, es decir, que tienen un año y medio en adelante, porque a partir del año ya tienen un horario de sueño más fijo, al tener esta rutina pueden aprovechar las noches para los dos y usar este rato libre para convivir y compartir.

Bien sea viendo alguna serie o película o simplemente platicando acerca de las actividades que realizaron del día, o para cenar juntos, aprovechando el tiempo a solas para reconectarse.

Tener presente que disfrutar a solas no significa abandonar a los hijos

Los padres generalmente suelen tener remordimiento de conciencia por sentir que ‘’están dejando de lado a sus hijos’’ pero en realidad esto no es lo que hacen, sino que solamente deben entender que la vida como pareja también necesita su tiempo y espacio.

Los niños, al final crecerán y se irán, pero la pareja se quedará contigo, además de que no pueden pretender esperar a que el niño tenga más de 20 años para enfocarte devuelta en la relación que tenías.

Vacaciones a solas

Puede ser a la playa, a conocer un pueblo o ciudad al que no han viajado, no tienen que pensarlo demasiado porque las planeaciones pueden terminar en dolores de cabeza. Al irse de vacaciones sentirán que están en su época lejos de tantas responsabilidades.

Esto por ende subirá su ánimo y también favorece la vida sexual, siempre teniendo en cuenta la felicidad como pareja y la felicidad de nuestros hijos, que sin problema se pueden compaginar sin que una parte se vea afectada.

Estudio nos dice por qué lo bebés que nacen en octubre son especiales

Por qué no debemos usar crema para los pezones durante la lactancia