Por qué salen manchas o paño en la piel durante el embarazo?

Estás gestando una nueva vida en tu vientre y pones más atención a cada cambio de tu cuerpo. Pero un novedoso hallazgo te preocupa: una mancha oscura en tu piel que no tenías.

Es normal que las mujeres embarazadas presenten en la piel zonas llenas de manchas oscuras, conocidas comúnmente como “máscara” o “paño del embarazo” (aunque su nombre médico es cloasma o melasma).

Las mujeres de tez más oscura son más propensas a esta afección que las mujeres de piel más clara. Eres además más propensa a desarrollar cloasma si hay historia de esta afección en tu familia. Los efectos del cloasma pueden resultar más pronunciados con cada embarazo.

Las manchas pueden aparecer alrededor del labio superior, la nariz, los pómulos y la frente, y algunas veces adoptan de verdad la forma de una máscara. También pueden aparecer en las mejillas o en el contorno inferior de la mandíbula, así como en los antebrazos y en otras partes del cuerpo que estén expuestas al sol.

Además, puede ser que la piel que de por sí tiene más pigmentación, como los pezones, pecas, cicatrices y la piel alrededor de los genitales, se ponga aún más oscura durante el embarazo. Esto también suele suceder en zonas propensas a los roces, como las axilas y la parte interna de los muslos.

Esto es debido a los cambios hormonales que se producen durante el embarazo, los cuales estimulan temporalmente la producción de melanina, la sustancia natural que le da color al cabello, la piel y los ojos.

Probablemente las áreas que se han oscurecido vuelvan poco a poco a su tonalidad normal unos meses después del parto, aunque en algunas mujeres los cambios nunca desaparecen por completo.

Evitar la sobreexposición solar. No se debe olvidar aplicar cremas solares protectoras (índice 50 a 100), cuando se sale de casa, incluso si se está a la sombra.

Disminuya el uso de maquillaje, o desmaquillante, ya que podrían irritar las zonas más frágiles de la cara, sólo se deben usar maquillajes y limpiadores suaves, que no sean fotosensibles.

Se debe favorecer con una alimentación rica en vitaminas C, B3, y A. La vitamina C absorbe la melanina y reduce la tasa de melanina oxidada. La vitamina B3 reduce la transferencia de melanina en las capas profundas de la piel. La vitamina A elimina las células muertas de las capas medias de la piel, y por consiguiente favorece la regeneración de las células.

¿Qué sucederá después de mi embarazo?
Es recomendable que continúes protegiendo la piel del sol después de tener a tu bebé. Usa una crema protectora, cúbrete y permanece alejada del sol al mediodía. En la mayoría de los casos, las manchas desaparecen lentamente sin ningún tratamiento.

Sin embargo, para un pequeño número de mujeres, los anticonceptivos que contienen estrógeno (tales como la píldora, el parche y el anillo vaginal) pueden contribuir al cloasma. Si los cambios en la piel te resultan molestos, considera otra opción de control de la natalidad.

Si quedan todavía manchas en la piel después de algunos meses y eso te fastidia, habla con tu médico o con un dermatólogo acerca de las opciones de tratamiento que tienes.

Te puede sugerir que uses una crema despigmentante que contenga hidroquinona (algunas de ellas contienen también protección solar), una medicación de uso local que contenga isotretinoina (conocida comercialmente como Retin-A) o un exfoliante químico como el ácido glicólico.

Si estás amamantando o planeas quedar nuevamente embarazada a corto plazo, es importante que se lo digas a tu médico, ya que estas circunstancias podrían requerir un cambio de tratamiento. Y, sobre todo, consulta a tu médico antes de usar cualquier medicamento de venta sin receta médica.

Pueden pasar muchos meses antes de que veas mejoras, así que tendrás que armarte de paciencia. En raros casos, los dermatólogos pueden usar tratamientos con láser para quitar la piel oscurecida, pero esa no es la primera opción.

Ya ves, no tienes de qué preocuparte, las manchas oscuras en el embarazo forman parte de los cambios que los cuerpos de las mujeres atraviesan cuando están embarazadas.