Riesgos para ti y tu bebé al realizarte rayos x en el embarazo.

Durante el embarazo las mujeres y los bebés siempre se encuentran expuestos a algún tipo de riesgo, lo ideal es que en todo momento busquemos maneras de resguardar nuestra seguridad y la del bebé para evitar accidentes. En el caso de los Rayos X es recomendable que en todo momento aquellos que te estén tratando sepan por la situación que estás pasando para que se tomen las medidas correctas durante el tratamiento o el diagnóstico.

¿Hay algún riesgo de hacerme Rayos X en el embarazo?

Los Rayos X en el embarazo serán riesgosos dependiendo del tipo de radiación que se esté por recibir. Mientras mayor es la radiación, el bebé está bajo mayores riesgos de sufrir una malformación. Los Rayos X que son usados para obtener algún tipo de diagnóstico, en este caso las radiografías dentales, no suponen un alto riesgo para la vida del bebé.

Los Rayos X presentan un potencia que es calculada en rads, unidades que son usadas para medir la cantidad de radiación que ha absorbido el cuerpo. Se llegado a demostrar que aquellas exposiciones que superan los 10 rads son peligrosas y pueden generar que el bebé nazca con algún tipo de enfermedad mental o anormalidades en el área de los ojos. Sin embargo, no es un aspecto en el que preocuparse; ya que algunos Rayos X suelen ser más leves y no llegan a superar los 5 rads.

Cabe destacar, que el bebé siempre se encuentra expuesto a radiaciones durante el embarazo. Dicha radiaciones son transmitidas por la luz Solar y por agentes que se encuentran en el ambiente de la Tierra. Si bien, este tipo de radiaciones no suponen ningún problema, expertos ha llevado a aconsejar que después de dar a luz no se exponga a ningún tratamiento o examen que posea Rayos X.

Si tu médico cree necesario hacer uno de estos exámenes, debes de saber que la cantidad que radiaciones que reciba el feto serán muy pequeñas y no supondrán un riesgo.

Consejos a tomar en cuenta cuando vayas a realizarte un examen de Rayos X

No sólo debes comunicarlo cuando vayas a realizarte una radiación, sino que todo y en cualquier circunstancia el personal técnico que te esté atendiendo debe de saber que te encuentras en estado de gestación. Así ellos podrán tomar las medidas necesarias para que no ocurra ningún problema durante el tiempo del diagnóstico. Te deben de colocar un delantal que cubra la parte frontal, para evitar que la radiación golpee directamente al bebé.

Si en tus jornadas laborales te encuentras expuesta a algún tipo de radiación, habla con los encargados para ver que medidas pueden tomar y que tanto tu como tu bebé no estén expuesto a riesgos. Lo más probable es que te coloquen un dosímetro que permita conocer las cantidades de radiaciones que te rodean.

Por otra parte, si antes de saber que estabas embazada fuiste expuesta a radiaciones para combatir el cáncer, lo principal que debes de hacer es comunicarte con un oncólogo para que este mismo te diga con exactitud cual fue la cantidad que recibió el bebé.