in

Recomendaciones para un parto natural.

El parto natural siempre es una de las primeras elecciones que toda mujer tiene en mente cuando queda embarazada. Mantienen el concepto de traer al mundo de manera natural sin la intervención de ningún tipo de fármaco y sin la presencia de equipos que puedan ocasionarle daño al bebé.

Si eres de las futuras madres que desea tener un parto natural, sigue las siguientes recomendaciones que te daremos a continuación. Solo debes seguirlas y veras los resultados.

Intuición y confianza
Debes confiar en tu intuición de mujer. La sabiduría de toda mujer la llevará a tener confianza de las señales que este arrojando su cuerpo en el instante que este iniciando el trabajo de parto. Así que, sé sabía y sigue cada una de los signos que este arrojando tu cuerpo.

Caminatas cortas
En momento que sientas algunas molestias fuera de lo común debes mantenerte totalmente activa, es recomendable que inicie caminatas cortas de 30 minutos. Realiza caminatas fáciles en la mañana y en la tarde, también puedes optar por practicar un deporte o disciplina de bajo impacto como la natación o el yoga para embarazadas. Esto ayudará a que el bebé cambie su posición podálica.

Cuidar la alimentación
La alimentación siempre será un factor clave en el desarrollo de tu bebé en tu embarazo. Es importante que mantengas durante tu embarazo una alimentación muy y balanceada. Este es uno de los requisitos para tener un parto natural sin complicaciones, los alimentos deben ser fáciles de digerir. Estos alimentos deben ser más ingeridos en las últimas semanas de gestación, entre la semana 2 o 4.

Haz terapia
En el instante que ya hayas visitado a tu obstetra y tengas conocimiento de tu fecha de parto, comienza a tener terapias de relajación con aromaterapia y musicoterapia. Estas opciones ayudarán para que tengas un parto natural tranquilo y con menos dolor. Puedes iniciar con baños con aromas y una música suave, esto ayudara a que duermas más y a mantenerte en un estado de relajación.

Relajarse
Debes expresar lo mejor posible tus ansiedades con tu pareja y, además, descansar. Suelta el cansancio previamente a 2 semanas anteriores a tu parto, recuerda que todo lo que tengas afectara al bebé.

Haz pilates
En tus tardes o mañanas dedícate una hora a hacer pilates para embarazadas. Esto ayudará mucho para la preparación de un parto normal, lo puedes iniciar en la semana 36 y después reemplazar los Pilates por las sillas. Estos ejercicios ayudan a relajar al bebé y aliviaran de manera efectiva las dolencias que presentes durante tu embarazo las últimas semanas de gestación.

Disfruta de masajes
Pide a tu esposo que te realice masajes al nivel de la zona perineal, esta es una de las regiones que más llevara tensión en el momento de tu parto natural. Por lo tanto es la que debe estar más preparada para el momento del parto, los masajes puedes iniciarlo en la semana 35.

Haz ejercicios
Una de las últimas recomendaciones es que hagas rutinas de ejercicios sencillos, como sentadillas y el de “cuatro patas” este es apoyado con las palmas de la mano y las rodillas. Estos ejercicios ayudarán a aliviar las dolencias y además también logrará que tu bebé se posicioné.

La forma de la barriga y tiene que ver con el sexo del bebé?

Qué es un parto prematuro y como puedes evitarlo.