in

Qué esfuerzos y actividades no debe hacer una mujer embarazada

Cuando se está embarazada es imprescindible que no se ejerza actividades físicas de alto impacto, ya que los esfuerzos que la madre realizaría a los largo del día podrían generarle grandes malestares físicos y dolores de cabeza agudos, además de causarle algún daño al bebé. Es por ello que en esta lista se te será mostrado algunas actividades físicas que son mejor no realizar, si deseas ahorrarte uno que otro malestar.

Deportes

Es cierto que los ejercicios físicos pueden ser muy beneficioso para el cuerpo de una embarazada, y ayudan mucho al desarrollo del bebé, ya que contribuye a mejorar la circulación de la sangre y al mismo tiempo contribuye a una mejor hidratación y absorción de líquidos y nutrientes.

Sin embargo no todos los ejercicios físicos son benefactores, hay muchos que pueden ser bastantes dañinos cuando se está embarazada, siendo alguno de ellos: el levantamiento de pesas, correr en la caminadora (en velocidad máxima), aerobics, ciclismo, etc. Esto se debe a que estos ejercicios, imponen y exigen un gran esfuerzo físico, además de ser peligrosos, es por esas razones que no se recomienda en absoluto su práctica.

Levantar objetos pesados

Como te habrás dado cuenta, el levantamiento de objetos realmente pesados podrían perjudicar mucho tu salud, al ejercerte mucha presión en la espalda y en los brazos que, al momento puedes no sentirlo, pero más delante y durante el transcurso el día podrías pagar las consecuencias con un dolor grave en la zona baja de la espalada.

Siempre que quieres levantar una bolsa de compras o un objeto pesado, pídele a alguien que lo haga por ti, es necesario si quieres contribuir a que tanto tu salud como la salud de tu bebé, se encuentren en óptimas condiciones.

Trabajos nocturnos

Puede que al principio no lo entiendas, pero el trabajo nocturno requiere que estés en buenas condiciones físicas todos los días para realizarlo, esto es debido a que las embarazadas suelen sufrir mucho de fatiga y dolores continuos en su espalda, caderas, brazo y cabeza, que a medida irán atacando a tus emociones y tu buen ánimo.

El trabajo nocturno suele exigir mucho más esfuerzo que un trabajo con horario normal, tomando en cuenta que la noche es la hora crucial para que tanto tú como tu bebé puedan descansar, para de esa manera realizar todos tus pendientes en la mañana y tarde. Si trabajas en la noche es muy probable que no tengas oportunidad de atender tus dolencias, siendo posible que tus problemas físicos se agudicen y termines estresada, mal humarada y adolorida.

Trabajos en casa

La limpieza en el hogar en ocasiones puede llegar a pedirte que realices mucho es fuerzo físico, por supuesto que mover una escoba, no va hacer que automáticamente no puedas volver a levantarte, ya que el embazo no se trata de estar enferma, es todo lo contrario.

Cuando nos referimos a limpieza en la casa nos referimos a realizar alguna maniobra peligrosa, exigirte demasiado, el no tomar descaso, levantar objetos pesados y también realizar quehaceres durante varios días seguidos, ya que podrías ocasionar que quedes exhausta y tengas que pagar el precio con fuertes dolores en todo tu cuerpo.

La importancia de la primera hora de vida entre la madre y el bebé

Motivos por los cuales los bebés tiran todo al suelo