Que cambia en el segundo embarazo

Si quieres conocer a fondo sobre las implicaciones que tiene el segundo embarazo, entonces este artículo es ideal para ti. Acá podrás encontrar toda esa información que estás buscando sobre dicho tema, de tal modo que puedas informarte de una mejor manera sobre el mismo, y así completar tus acciones de la mejor manera posible.

Por su parte, el segundo embarazo trae consigo muchas preguntas respondidas en el embarazo anterior. Así pues, el embarazo en general sin duda alguna puede significar una de las etapas más hermosas y más bonitas en la vida de una madre.

Tanto así, que querer tener a otro pequeño en casa, puede ser más que un deseo y terminar así volviéndose una realidad para la familia y para la madre. Si quieres enterarte de todo lo que traemos para ti, te invitamos a continuar leyendo este post. ¡Aprenderás aquello que necesitas!

Todo lo relacionado con el segundo embarazo

A continuación, te mostraremos algunos de esos elementos que cambian o que no cambian (dependiendo del caso lo especificaremos) en el momento en que la madre gesta el segundo embarazo. Así pues, las madres pueden conocer un poco más sobre lo relacionado con los nuevos 9 meses que deben vivir gestando a sus pequeños.

La sí barriga crecerá antes

En el primero de los cambios, tenemos que la barriga sí crecerá con tiempo de antelación en comparación a lo que fue el primer embarazo de una madre.

Esto ocurre a que aquellos músculos ubicados en la zona del abdomen ya se encuentran un tanto más descansados y amoldados de modo que les es mucho más fácil adaptarse a los cambios en el cuerpo que implica otro embarazo.

Gracias a esto, lo más probable es que la barriga de la madre se empiece a notar cuando se encuentre cerca del tercer o del cuarto mes de gestación.

Los movimientos que haga el feto también se notarán antes

Al igual que el tamaño de la barriga, la cual se nota antes en comparación al primer embarazo, lo mismo ocurre con los movimientos del feto en esta segunda ocasión. Así pues, los ligeros movimientos que es capaz de llevar a cabo el feto, la madre logrará comenzar a sentirlos luego de la semana número 14 de la fecundación.

La dilatación será más rápida

Sin duda alguna, todos los partos de forma natural implican un esfuerzo importante para la madre. No obstante, cuando nos referimos a lo que será el segundo embarazo debemos destacar que este tendrá una duración menor al primero. Así pues, la fase de expulsión del pequeño será más veloz.

Esto puede significar incluso que el parto dure menos desde el trabajo de parto como tal, el cual, en un primer embarazo, puede llegar a durar hasta unas 24 horas en total. Mientras que, en un embarazo luego a ese, dicho trabajo de parto puede llegar a alcanzar un tiempo el cual se reduzca a la mitad en comparación con el tiempo que pudo haber durado el embarazo número uno de una madre primeriza.