Preparativos y compras de las cosas del bebé antes del nacimiento

Cuando una mujer descubre que está en estado, puede ser tanta la emoción que no puede evitar pensar en cómo será el niño, cuál será su sexo, a quién se va a parecer, cómo reaccionará el futuro padre y qué preparativos hay que llevar a cabo para la llegada del nuevo integrante de la familia. Esto último puede llegar a ser uno de los tantos aspectos estresantes de los que se deben encargar los futuros padres antes de que transcurran los nueve meses de la dulce espera.

Aunque hay muchos detalles que deben cuidarse antes de que se produzca el nacimiento del pequeño, pero hay veces en las que los padres se obsesionan tanto con el tema que actúan como si el niño fuese a nacer la semana entrante aunque falte mucho tiempo todavía. Por otro lado, hay algunos padres que prefieren esperar a que el embarazo esté bien adelantado o a que el niño haya nacido porque consideran que realizar preparativos antes puede ser de mala suerte.

¿Está bien hacer preparativos de más antes del nacimiento?

Ciertamente hay un conjunto de cosas que hay que preparar y comprar antes de que nazca el bebé, pero no hay por qué obsesionarse con el tema si el niño aún no ha comenzado a desarrollarse en tu vientre. Ya cuando han transcurrido unos pocos meses, puedes ir visualizando en qué espacio de tu casa vas a colocar las cosas del niño. No sería mala idea que fueses armando su cuna y comprando otros artículos como ropa de cama, sabanas, protectores, pañales, entre otros.

Aunque no es una buena idea obsesionarse tanto con estos preparativos, es bueno que vayas alistando que es lo que le vas a poner a la criatura cuando haya nacido y en los días posteriores. Recuerda que hay centros hospitalarios que te proveen de lo necesario, pero muchos otros no lo hacen. Por lo mismo, debes tener la ropita, los pañales y un espacio bien acondicionado en el que vas a colocar todas sus cosas.

Más allá de la ropa, los pañales, la cuna y el espacio, los padres no deberían esforzarse en comprar un montón de artículos que aún no van a necesitar. De hecho, algunos hasta adquieren productos que no usarán jamás solo por dejarse llevar por la emoción de ser padres. Esto podría no ser nada bueno para el presupuesto familiar.

¿Es de mala suerte realizar preparativos antes de tiempo?

No hay ninguna prueba tangible de que hacer preparativos y comprar las cosas del bebé antes del alumbramiento sea de mala suerte, pero muchas mujeres si lo creen. Por lo mismo, algunas esperan a que haya transcurrido un tiempo de embarazo razonable para comenzar a hacer los preparativos y las compras necesarias. Según manifiestan algunas de ellas, quieren asegurarse de que el embarazo se desarrolle sanamente y no ocurran accidentes.

Una de las cosas que más aterra a las mujeres de los primeros tres meses de la gestación es que son los de mayor riesgo de sufrir un aborto espontaneo. Ya superada esta etapa, muchos de los miedos en ellas se disipan.