in

Por qué a veces el parto se adelanta

El periodo de gestación dura unas 40 semanas, donde se empieza a contar desde el primer día de su último proceso menstrual. En el caso que un bebé se adelante antes de las 37 semanas, esto es un pato pre término. Entre los factores de riesgo de un parto pre término son: todas las fecundaciones que han sido por invitro aumentaran las posibilidades de embarazo de gemelos y esto puede nacer prematuros. La raza será otro determinante, ya que algunos estudios han confirmado que todo parto pre término suelen ser muy frecuentes en las mujeres de raza negra.

Todas las embarazadas que han sido inmigrantes se suelen a tener menos controles ginecológicos, esto hará que existan algunas alteraciones que no suelen ser controladas a tiempo y por tanto será un riesgo gravísimo de que se presenten los partos prematuros será elevado. Las enfermedades maternas serán otro factor para que se produzcan los partos pre términos, ya que la madre puede padecer de hipertensión, cardiopatías, entre otras patologías.

Toda infección del tracto urinario superior también puede conducir a embarazos antes de las 37 semanas, la inflamación generará la liberación de la prostaglandina, esta hormona se encargará de dar inicio a las contracciones y las dilataciones. Algunos sangrados, la preeclampsia, aumento del líquido amniótico también son complicaciones que puede llevar a que se adelante el parto. Además la edad y el sexo serán otros de los factores para que se adelante el parto. El consumo de drogas, alcohol y otros hábitos puede conllevar a partos prematuros.

Principales síntomas

Todos los partos pre términos son iguales a los demás, la madre presentara sus típicas contracciones uterinas, tendrá goteo vaginal de un tipo de fluido que es transparente o puede tornarse sanguinolento, algunos calambres a nivel abdominal. Ante estos síntomas, es importante que la madre asista al ginecólogo para que el evalué y por tanto determina alguna falsa alarma. Si la placenta se ha roto o hay presencia de sangre, es muy importante acudir al hospital para ser tratada.

Si la amenaza de un posible parto se presenta luego de la semana 34, los médicos tienen que darle un frenado, ya que el bebé no estará lo suficientemente maduro para poder nacer y desarrollarse de manera sana. En caso de que esta amenaza se presente antes, se debe poner en tratamiento a la madre para poder detener las contrataciones. Se le debe indicar reposo absoluto.

El uso de importantes fármacos

En caso de que la placenta está intacta y por tanto el cuello del útero no ha tenido dilataciones, se debe emplear algunos fármacos como los antagonistas de la hormona oxitoxina que se encargaran de inhibirlas contracciones y conseguirá prolongar el periodo gestacional por unas 48 horas, este tiempo será necesario para poder acelerar el proceso, además se le debe implementar corticoides para la maduración de los pulmones del bebé que tengas menos de 34 semanas. La madre debe permanecer en el hospital por unos días, los médicos tendrá la potestad de posponer el parto y mandar a la madre a la casa.

Qué son las ganas de pujar cuando estás en el parto

Las consecuencias de pasar hambre durante durante embarazo