Masajes anticelulíticos en el embarazo para prevenir la celulitis.

Uno de los problemas que causan más temor en las mujeres después del embarazo es la celulitis, producto de los cambios que se generan en el cuerpo a través del embarazo, con la retención de líquidos que produce la hinchazón e incomodidad, por lo que es usual que se recomiende que se realicen masajes anticelulíticos para disminuir las molestias y el aspecto externo de la piel de naranja.

Factores que producen celulitis
Aunque la mayoría de las mujeres corre el riesgo de sufrir de celulitis, durante la gestación este factor aumenta por los cambios hormonales que influyen en la acumulación de la grasa y también la retención de líquidos para proteger al bebé que está formándose, pues la grasa se traduce en energía y nutrientes al igual que el líquido en caso de periodos de sequía y falta de alimento. Es una reacción primitiva que adopta nuestro cuerpo de manera natural para protegernos durante el embarazo.


Adicional a esto, la mujer puede presentar una predisposición genética al desarrollo de la celulitis, incluyendo las costumbres de una vida sedentaria, y los altos niveles de estrés que inducen a mayor producción de grasas que afectan el proceso metabólico y generan disfunciones inmunológicas, endocrinas y toxicologías.

La prolactina es una hormona que contribuye a preparar las glándulas mamarias para el periodo de lactancia que además, estimula la producción de células grasas del cuerpo, aumentando las posibilidades de retención de líquidos en zonas donde se encuentran tejidos de grasa.

Durante las últimas semanas del embarazo, el tamaño del bebé se hace mayor incluyendo el peso de nuestro cuerpo; pero estos cambios suceden de forma rápida por lo que no da tiempo a nuestro organismo de acoplarse, se comprimen las vías de circulación sanguínea en zonas como las caderas, nalgas y muslos, haciendo este proceso mucho más complicado y generando el ambiente ideal para la formación de celulitis.

Como prevenir la celulitis durante el embarazo
Es probable que después del embarazo el peso extra y la piel de naranja sean un tema complicado, para eliminar y volver a la normalidad recuperando la figura.

Si notas celulitis durante el embarazo es necesario que acudas a tu médico especialista, antes de tomar medidas, ya que el cuerpo se encuentra propenso a generar flebitis y coágulos a través de la estimulación que causan los masajes anticelulíticos.

Durante el periodo de gestación se recomienda mantener una alimentación equilibrada y sana que sea rica en fibras naturales que contienen las verduras y las frutas, que regulan los procesos digestivos y mantenerse debidamente hidratada bebiendo un estimado de 2 litros de agua diariamente.

Evita el exceso de dulces y pasteles, estos son carbohidratos de rápida absorción que estimulan la producción de celulitis al igual que las bebidas alcohólicas. Y para disminuir la retención de líquidos es necesario que bajes la ingesta de alimentos salados.

Evita ser víctima de la ansiedad, o del estrés que promuevan trastornos emocionales, ya que afectan directamente en la producción de hormonas que afectan inmediatamente los procesos metabólicos de tu cuerpo.

Debes vestir ropa holgada y evitar los zapatos de tacón alto para mantener una saludable circulación sanguínea y evitaras generar celulitis y las varices que resultan tan molestas y complicadas de eliminar.

Si tu embarazo no presenta ningún problema o complicación, te recomiendo realizar ejercicio físico con regularidad, o caminar al menos media hora diaria para que actives tu metabolismo y lo aceleres, elimines toxinas y regules la circulación sanguínea.

Es recomendable que tus duchas sean con agua fría en su mayoría, para cerrar los poros de la piel y activar la circulación sanguínea de forma efectiva, luego hidrata tu piel con lociones y cremas que contengan vitamina C, que fortalece tu piel. También puedes utilizar cremas anti celulitis, pero debes consultar antes con tu medico por si alguno de sus componentes resulta nocivo para ti o para tu bebé.

Los masajes anticelulíticos son ideales un par de meses después del parto, tu cuerpo habrá estabilizado la producción de hormonas, e ira recuperando su forma. Así que podrás pautar una cita con un masajista experto en rutinas anticelulíticas junto a otros tratamientos de belleza que te ayudaran a eliminar paulatinamente la celulitis, y te hará sentir relajada, segura y confiada nuevamente con tu figura.