Mamita embarazada, quieres saber por qué te dan muchas ganas de ir al baño?

Si estas embarazada, es normal que sientas que pasas el día visitando el baño y no sepas que hacer, especialmente cuando necesitas realizar una actividad sin interrupciones o cuando vas a dormir. Esto puede llegar a pasar incluso sin que sepas que estas a la espera de un bebe, ya que este es uno de los primeros síntomas del embarazo y se debe a que los cambios que se producen en el organismo mientras tú bebe se abre su espacio en tu vientre, son notables en detalles como la regularidad de la micción.

El no saber por qué te dan muchas ganas de ir al baño durante el embarazo tiene mucho que ver con situaciones en las que no sabes si quiera que estas embarazada, y la regularidad con la que vas al inodoro aumente sin prestarle mayor atención. Aunque muchas se mantienen sin saberlo porque su ingesta de líquidos y alimentación con diuréticos en su dieta habitual no muestran mayores cambios aparentes. En el caso contrario, esto se debe a múltiples motivos ocasionados, principalmente por los cambios hormonales y físicos en el cuerpo al estar en cinta.

Razones de por qué te dan tantas ganas de ir al baño cuando estas embarazada

Debido a la retención de líquidos en el cuerpo de la mujer embarazada, se acumulan toxinas que sobrecargan el organismo y el cuerpo necesita desechar. Por lo que los riñones trabajan día y noche filtrando y expulsando, a través de la orina, todos esos componentes que podrían ser dañinos para el bebe y para la madre. Ya que aumentaría la dificultad para moverse y disminuiría la velocidad de la circulación de la sangre por la que se distribuyen todos los nutrientes que se consumen al resto de los órganos y extremidades.

Durante las noches, las mujeres embarazadas pueden sufrir de trastornos de sueño porque es cuando más necesidad sienten ellas de acudir al baño. Eso se debe a que el líquido que se retiene que se ha acumulado en extremidades bajas, como las piernas, en el transcurso del día, retoma su curso por la corriente sanguínea gracias a la posición horizontal y de reposo en la que se encuentran, llegando finalmente a la vejiga y para ser expulsado.

Entre otro de los cambios físicos que determinan por qué te dan muchas ganas de ir al baño durante el embarazo, se hallan los cambios de posición de los órganos en el vientre y cercanos a él. Ya que después de las quince semanas o inicios del cuarto mes, el útero se desplaza hacia las paredes del abdomen, alejándose de la vejiga y representando un considerable alivio. Pero luego de que el feto adquiere mayor tamaño y se va transformando en un bebe, el útero baja de nuevo y por la inevitable falta de espacio, hace presión sobre la vejiga, aumentando la necesidad de vaciar la vejiga con mayor frecuencia.

Consejos
En la última etapa del embarazo, la presión hacia la vejiga es enorme y pueden presentarse momentos en los que tengas pequeñas fugas involuntarias, por lo que es recomendable llevar en tu bolso un par de toallas íntimas o compresas que absorban el líquido.

Otras de las medidas es realizar ejercicios de Kegel, que ayudan a fortalecer los músculos que se encuentran justo bajo el útero, la vejiga y también el intestino grueso. Este consiste en relajar y luego apretar los músculos como si contuviésemos las ganas de orinar.

Extender el tiempo hasta el último momento para ir al baño no es la mejor opción, ya que la vejiga puede inflamarse y esta práctica puede ocasionar infecciones urinarias o inflamación que puede terminar en la sensación de ardor y dolor al orinar. Por lo que se debe acudir inmediatamente al médico para hacer los tratamientos necesarios.