Macrosomía causas y repercusiones cuando el bebé nace demasiado grande

Las enfermedades de índole genético son un tipo de padecimiento que suelen tener algunas mujeres embarazadas, es decir hay muchas mujeres embarazadas las cuales no saben que padecen ciertas enfermedades o que son portadoras de un gen defectuoso el cual es heredado al niño y por lo tanto el mismo crece con una anomalía cromosómica o mutación genética.

La macrosomía fetal puede complicar el parto de manera natural y además produce un gran riesgo en donde el bebé puede ser que el bebé presente con un gran riesgo de sufrir algunas complicaciones durante el nacimiento. La macrosomía fetal también aumenta el riesgo de presentar algunos problemas de salud después del nacimiento.

La Macrosomía: nacimiento de un bebé muy grande

El termino Masocromía es usado para establecer la descripción acerca de un recién nacido que tiene una talla y un peso mucho más incrementando que el estándar de tamaño de los otros niños.

Cada uno de los bebés que son diagnóstico con macrosomía fetal, poseen un peso de aproximadamente unas 8 libras es decir unos 4 kilogramos, o sea es un valor independiente de su edad gestacional. Como consecuencia de esto podemos hablar acerca de la macrosomia, la cual es una condición en que el bebé nace demasiado grande, es decir un tamaño mucho más desarrollado que lo normal.

Aproximadamente el 9% de todos los bebés del mundo tienen un peso de 8 libras y 14 onzas al nacer. Se establecer diferentes tipos de factores de riesgo que están directamente con la macrosomía uno de ellos es que el parto puede presentar complicaciones, el bebé puede sufrir lesiones, entre otros.

Síntomas de la macrosomía fetal

El diagnostico de esta enfermedad es muchas veces muy complicado, por lo tanto, solo se ha logrado describir algunos posibles signos y síntomas del mismo. Se evalúa la cantidad exacta de líquido amniótico, este ayuda a visualizar el nivel de producción de orina del bebé, si se evidencia esto se debe de sospechar de macrosomía ya que un bebé de mayor tamaño produciría más orina, por lo que esta enfermedad aumenta el nivel de diuresis del bebé.

La mujer al realizarse el examen vaginal, la doctora podrá evidenciar una altura significativa del fondo uterino, esto se inspecciona por el médico tratante que en este caso sería un gineco-obstetra, la doctora debería evaluar una distancia significativa entre el útero y el hueso púbico, si la altura es considerable, entonces se podría pensar de una macrosomía fetal.

Otro factor de gran relevancia es que se evidencia un aumento de líquido amniótico es otra de las presentaciones clínicas las cuales pueden presentar este tipo de patología, esta condición se le conoce como (polihidramnios), suele presentarse demasiado líquido amniótico, se recuerda que este líquido es el que cubre al bebé y lo protege.

Causas de la macrosomía fetal

La causa de la macrosomía fetal se puede derivar de muchos factores genéticos, o por una enfermedad que padezca la madre como puede ser diabetes u obesidad. Muy raras ocasiones se puede presentar el caso de que un bebé tenga una patología que puede desequilibrar el crecimiento fetal del bebé. También puede establecerse como factores genéticos, así como en una patología hereditaria de la madre, como la obesidad o la diabetes.