Lumbago síntomas y consecuencias en el embarazo y el parto

El lumbago es una de las dolencias más comunes en el embarazo, el cual se manifiesta a través de un fuerte dolor en la parte baja de la espalda. El lumbago, suele ser muy continuo y molesto, manifestando consigo diversos síntomas que, a la larga, traerán diversos problemas en el cuerpo de una mujer embarazada.

Síntomas del lumbago en el embarazo

Es muy importante que una embarazada, conozca los síntomas que, acontecerían al padecer de lumbago mientras se esté gestando. Ya que, tratándose de una dolencia que aparece repentinamente, en el segundo o tercer ciclo de embarazo, este trae consigo diversas manifestaciones que provocan más que un fuerte dolor, en la parte baja de la espalda.

  • Uno de los ya conocidos síntomas del lumbago, es el dolor fuerte e intenso que se presenta en la parte abaja de la espalda, que puede ser realmente incomodo y doloroso, para la embarazada, hasta el punto en que la mujer tendrá que ayudarse con anestesia o suministrarse, algún medicamento recomendado previamente, por su doctor.
  • Las embarazadas, también pueden experimentar ciertas dificultades al momento de desplazarse o movilizarse, haciéndoles un trabajo realmente arduo, solo el levantarse de la cama, debidos a los dolores agudos en las caderas, glúteos y muslos de la mujer.
  • Espasmos o calambres musculares, son frecuentes mientras se posea de este dolor, siendo estos espasmos una manifestación que ataca, no solo la espalda, sino también varias partes traseras del cuerpo.

Consecuencias

Esta manifestación, no afecta de ninguna manera al bebé, siendo solo un dolor que debe afrontar y soportar la madre, hasta recuperarse. Pues, al momento de que esta manifestación aparece en el cuerpo, será muy difícil hacerla desaparecer, ya que suele ser una dolencia que afecta a largo plazo.

El lumbago, suele afectar de forma dolora a la madre, lo que ocasiona cierto estrés, depresión y malestar que, muy difícilmente logré llegar a sanar de manera inmediata, valiéndose solo de las recomendaciones de su doctor, para poder amortiguar el malestar presentado. Hay ocasiones en que el lumbago, suele afectar de manera emocional, creándoles ciertas inseguridades a la madre, con respecto al estado del bebé.

Una vez que una embarazada comience a padecer de lumbago, se tiene la posibilidad de que ella, empiece a experimentar ciertos síntomas, que pueden llegar a seguir afectándola, aún después de dar a luz.

Lumbago y el parto

Al ser un dolor muy intenso y perseverante, el lumbago a veces causa dificultad a la hora de dar a luz. Siendo una de las decisiones más difíciles de una madre, es aceptar que, debido a esta dolencia y ciertas complicaciones, no se pueda llegar a experimentar un parto normal, siendo la cesaría la única opción posible y más recomendada, por los doctores, con el fin de empeorar los síntomas y crear más dificultades a la zona de la vértebra durante el parto.

Hay que tener en cuenta que el padecimiento del lumbago, no se terminará al dar a luz al bebé, de hecho, es muy común que persista luego de muchos años de haber tenido el parto. Lo primordial, es que la madre siga con los tratamientos impuesto por el doctor luego de dar luz, para lograr deshacerse con éxito, del persistente dolor.