Los padres de niñas gastan mucho más dinero que los papás que tienen niños

Todos seguramente te han dicho que, tener una hija es mucho más difícil y costoso que tener un hijo. Y la conclusión a este estudio fue llevado por la Asociación Brasilera de Educadores Abefin, por lo que, llevo aproximadamente 3 años de estudio para llegar a esto y explicar el porqué.

Los padres de niñas gastan hasta 30% más dinero que los que tienen niños

El estudio englobo a aquellos padres que tenían hijos entre 7 y 12 años, y los hábitos de consumo que mantuvieron durante esos 3 años. Y se observó que, a las niñas se les gasta mucho más dinero en ropa, zapatos, accesorios y otros artículos de belleza, pero la pregunta es porque sucede esto.

Cuando eres padre, seguramente pasas la mayor parte del tiempo viendo tiendas infantiles y, los productos que más llaman tu atención son los que son dedicados a las niñas. Es decir, si te diriges a una tienda departamental y buscas las diferencias entre el lado de los niños y las niñas, encontraras notables diferencias.

Además, este no fue un estudio llevado nada más por esta asociación, sino que también el Journal of Consumer Research hizo una investigación similar. Y esta expresaba que, a pesar de los tiempos de crisis económicos los padres dedicaban gran parte de su tiempo en comprarles cosas a sus hijas.

Incluso, una compañía conocida como Money Tips, también recopilo la información de que, los padres estadounidenses gastaban en un mes 80 $ más para sus hijas que para sus hijos. Lo que se traduce en 960 $ más al año, y las razones del porque son estas:

  • Ropa: vestidos, faldas, conjuntos y otros.
  • Accesorios: para el cabello, pulseras, diademas y otros.
  • Cosméticos: champús para rizos/lisos, colonias, cremas y lociones.

Además, que los artículos para niñas inexplicablemente son mucho más costosos que los artículos que se consiguen para los niños, incluso los juguetes para niñas son mucho más costosos.

Dado que, se conoce que la ropa de mujer es mucho más costosa, así como también, los artículos de cuidado femenino. Por lo que, la mercadotecnia nos acostumbra desde muy temprana edad que, las niñas consumen mucho más dinero.

Algunas personas han logrado conocer esto como el efecto cenicienta, porque ningún padre podría decir que no a su pequeña niña por algo que ella pida. Sin importar, si es cuidado para el cabello, zapatos rosas de otro tono diferente al que tenía, ir a obtener diseños de flores, arcoíris y unicornios para las uñas.

Cabe destacar que, todo esto tiene un costo extra para nuestro bolsillo, porque simplemente los niños no quieren que se les cumplan todos esos caprichos. Y por último, sabemos que las niñas empiezan a ser mucho más perceptivas con su apariencia desde muy temprana edad.

Así que, en pocas palabras desde que conoces la noticia de que vas a ser padre de una niña, debes estar completamente consciente de que tu bolsillo sufrirá mucho más que si esperaras a un niño. Pero no importa, nuestra vida no podría ser más perfecta con nuestra pequeña niña en casa.