in

Las peleas entre la nuera y suegra

Cuando decidimos conformar una pareja, buscamos en la otra persona nuestro complemento. Alguien que comparta con nosotros algún interés, manera de pensar, trabajo o deporte, pero nunca a primera instancia pensamos en su familia, ni en cómo nos llevaremos con ellos más adelante.

Si bien esto es cierto, también lo es, que debemos relacionarnos con ellos en el transcurso de la relación y que en ocasiones, como sea esta, se determinará el buen funcionamiento de la misma.

En especial en como llevemos la relación con la suegra. Figura importante de ambos lados de la pareja, porque no hay nada más importante que una mamá. En este artículo te daremos algunos tips o consejos de cómo conseguir una buena relación con ellas.

¿Qué significa ser una suegra?

La figura de la suegra, ha estado mal representada. En muchas ocasiones la relacionan con una especie de bruja, que viene a entrometerse en la vida de las parejas, a dañar la relación porque consideran que nadie es bueno para su tesoro.

En otras ocasiones, se considera a la suegra como la piedra de tranca en las relaciones de pareja. Sea de parte de la mujer o del hombre, siempre se ha visto a las suegras como “viejas metiches”.

Nada está más alejado de la realidad. Las suegras solo son unas mamás que quieren lo mejor para sus hijos y que harían todo lo posible para verlos felices, prósperos y con todo lo necesario para ser felices.

Tomando esto como premisa, te daremos algunos consejos para que la relación con la suegra, sea una excelente experiencia de vida.

Consejos para tener una buena relación con tú suegra.

  1. La relación de tú pareja con su mamá y la que tiene contigo, son relaciones totalmente diferentes la una de la otra, pero ambas necesitan y merecen respeto, privacidad y acuerdos de cómo llevarla, que solo le incumben a los dos. Y ni la suegra, ni tú como pareja deben opinar de cómo llevar cada relación.
  2. La manera de cómo se presentan las parejas a sus familiares, es determinante. “Les presento a la persona que está junto a mí en esta relación”, puede ser una buena manera de presentarla.
  3. El contarle asuntos personales o privados de la pareja a sus respectivas madres, crea una brecha que le da pie para que ellas opinen o critiquen otras situaciones.
  4. Mantener independencia emocional y económica, te hará sentirte autónoma y no cabra la posibilidad de sentirte ni hacerle sentir a tú suegra que dependes de ella.
  5. Tú suegra no es tú otra mamá. Es la mamá de tú pareja y como eso debes tratarla, con respeto, cariño y consideración, pero lo que tú decidas con tú pareja es lo que te debe importar.
  6. Cuando tengan niños, no los utilices como arma, ni como una propiedad. Recuerda que tú suegra pasará a ser su abuela y como tal tiene derecho a pasar tiempo con ellos, consentirlos y en ocasiones complacerlos en cosas que tú no.

Lo más sano es que conversen con ellas, sobre lo que Uds. como padres le permiten a sus hijos. Si lo hacen basándote en el respeto y cariño, lo más seguro es que ellas entenderán.

  1. Ve lo positivo de cada situación. Cuando pase algúna situación con tú suegra, búscale el lado positivo y básate en eso para hacérselo saber a ella. Sé sincera cuando lo hagas, así tendrás buenos resultados.

Los enojos y sustos estando embarazada pueden afectar al bebé

Estar todo el día con el celular te aleja de las atenciones y cuidados hacia tu hijo