Las niñas prefieren más al papá que a la mama?

Los dos padres juntos, forman el pilar fundamental y sólido de la futura personalidad que el niño desarrollara, de acuerdo a como sean sus experiencias de vida con sus progenitores.

Generalmente los niños en sus primeros años de vida, pasan más tiempo con su mamá, ya que esta es la encargada de satisfacer las necesidades más básicas de los pequeños. No quiere decir, que papá no este, ni que él no ayude a mamá.

A medida que el niño crece y se desarrolla, va determinando con cuál de los padres siente más afinidad. Los estudios científicos han demostrado que las hembras se apegan más a la figura del padre. Es decir, las niñas prefieren más a papá. Este es el tema base para este artículo.

¿Cuando las niñas se apegan a los papás?

Las niñas al cumplir los tres años, dan un vuelco en sus preferencias hacia uno de sus padres. Cambian a mamás y comienzan a ver a los papás, como la persona que pueden ayudarlas a comer, asearse, las acompañe en sus juegos y diversiones, llevarlas al colegio, entre otras cosas.

En estos momentos se comienza a formar su desarrollo psicosexual, determinando su rol femenino futuro. Comienza a imitar actitudes de mamá, cuida sus muñecas, se arregla empieza a ser coqueta y su juego preferido es jugar a la casita con todo lo que ella implica.

Entre las cosas que hace mamá y que la niña imita, es la de cuidar y consentir a papá. Él se convierte en su ídolo y este se siente halagado y tomado en cuenta, ya que hasta este momento el se ha sentido en un segundo plano, porque mamá atendía a la niña cuando era más pequeña.

¿Qué pasa con mamá?

Cuando las niñas prefieren más a papá, la mamá se siente un poco celosa de su hija, en otros casos, acepta como natural que esto pase y hasta se siente acompañada, porque ahora papá colabora y la ayuda en la atención de la niña. Todo esto dependerá de la personalidad que posea la madre.

Mamá debe tener en cuenta y saber que el cariño que se ha establecido entre ella y la niña, es diferente entre el que se está fortaleciendo entre papá y la pequeña. La menor, necesita establecer lazos sanos de afecto con sus dos progenitores.

Si la pareja tiene bien claro el rol que cada uno tiene que desempeñar en la familia, de seguro todo se solventará de la mejor manera y sin contratiempos. Si mamá comienza a sentir celos sin control, en contra de su hija, debe buscar ayuda terapéutica.

Cómo manejar la situación.

Las niñas prefieren más a papá, a partir de los tres años es algo muy natural y toda mujer adulta en su niñez paso por eso. Para que esta etapa pase y se desarrolle de la mejor manera, puedes seguir estos simples consejos:

  1. Los padres no deben llamar a su hija mi novia o mi mujer, ella es su hija y así debe llamarla en todo momento.
  2. El rol de mamá no debe ser minimizado, es decir, mamá aun es importante en la vida de su hija y así papá debe hacérselo sentir a su hija.
  3. Por su parte mamá, no debe exagerar las muestra de cariño hacia papá en presencia de su hija. Debe tratarlo de manera normal, como su pareja y padre de la niña.
  4. Ambos padres deben demostrase cariño, respeto y solidaridad, esto sembrará seguridad en la niña.
  5. Ambos padres deben demostrarle a la niña, la unión de criterios en su educación. Es decir, que las decisiones entre lo que está permitido hacer, la toman entre los dos y lo que dice uno, no será contradecido por el otro.