La importancia del tomar Ácido Fólico para prevenir malformaciones

El ácido fólico es un tipo de vitamina que pertenece al grupo de vitaminas B12, esta vitamina es de mucha utilidad ya que se encarga de fomentar la división celular mediante la síntesis de aminoácidos y los ácidos nucleicos. Se puede encontrar de forma natural en las hojas verdes que poseen las verduras, dentro de las legumbres y las naranjas, así como también dentro de diferentes animales como en el hígado de la vaca. La forma sintética que adquiere este compuesto resulta en el ácido fólico, que cual se utiliza principalmente para desarrollar diferentes tipos de suplementos de vitaminas y fortificaciones de alimentos.

La falta de ácido fólico.

La persona puede tener una cantidad muy baja de ácido fólico al mantenerse en una dieta donde se adquieran muy pocos hidratos de carbono, esto se debe a que diferentes harinas se encuentran mejoradas con suplementos de ácido fólico. También se puede obtener un déficit por efectos de diversas drogas o debido a problemas gastrointestinales que le dificultan al cuerpo su capacidad de absorción de nutrientes.

Se ha podido comprobar a través de diversos estudios que la falta de ácido fólico en las etapas de embarazo es capaz de afectar el tejido nervioso del bebé, ya que evita que este crezca con naturalidad, dificultando el cierre de los tejidos que conforman al tubo neural, lo cual tiene como consecuencia la aparición de diferentes malformaciones como la anencefalia o la aparición de la espina bífida.

Estos cambios generados por la falta de ácido fólico pueden notarse desde el inicio de la gestación. Las alteraciones generalmente son evidenciables en las 4 primeras semanas de embarazo, momento en el que la mujer puede desconocer su condición de embarazo.

La importancia del ácido fólico en el periodo de embarazo.

Podemos notar que las consecuencias de poseer una insuficiencia de esta vitamina son bastante graves, por ello, para prevenir todas estas malformaciones, es necesario que la persona acepte una suplementación de esta vitamina, la cual debe desarrollarse un mes antes del periodo de concepción y esta debe continuarse durante los siguientes 3 meses del embarazo. Como la mayor parte de los embarazos no son programados, los especialistas recomiendas que se lleve a cabo una ingesta diaria de la vitamina, tomado desde 0,4 a 0,8 mg de la misma todas las mujeres que se encuentren en una edad reproductiva.

Las madres que presenten un antecedente de un hijo que presente estas deformaciones o aquellas madres toman diferentes drogas como el valproato o la carbamazepina (drogas anticonvulsionantes) tendrán un riesgo mucho más alto de presentar un recién nacido con este tipo de malformaciones. En casos como este, es necesario que la madre tome una dosis más elevada de ácido fólico (4 mg al día aproximadamente) de manera que los futuros embarazos no se vean afectados por esta posibilidad.

Los gobiernos de diferentes países han logrado reducir los casos de estas malformaciones al introducir en el mercado diferentes alimentos enriquecidos con ácido fólico, teniendo resultados verdaderamente positivos, los cuales se ven reflejados en una disminución de los casos de recién nacidos con malformaciones. Un ejemplo de esto es la implementación de este sistema por Canadá, el cual disminuyo los casos de malformaciones en un 46%.