in

La importancia de la abuela materna para un niño

La figura de la abuela materna es una de las más importante en la infancia, incluso desde el momento del nacimiento la presencia de la abuela materna repercute en el estado emocional del bebé.

Se considera que la abuela materna es más que solo una abuela para el niño, las abuelas son mujeres con mucha experiencia en la vida que pueden llegar a establecer una gran conexión muy especial con el nieto. La abuela es una figura que estará siempre presente en la vida de todo nieto, aunque a veces no la vea a diario o que conviva con ella todo el tiempo, una abuela es una abuela y su presencia es importante para la vida de todo nieto.

Las abuelas que son directamente en línea sanguínea por parte de la madre, serán para los nietos una figura de una mujer grande y muy valiosa que tiene grandes valores, el valor tan estrecho con la materna se debe a que es la madre de la mamá del nieto y esto establece una conexión única y profunda con el mismo, es por ello que sin darnos cuenta este lazo va pasando generación a generación. Es de gran relevancia decir que la importancia de una abuela materna se extiende mucho más allá de lo que podemos pensar.

La unión entre abuela y nieto está en los genes

Diferentes estudios y argumentos citados por Alejandro Jodorowsky, establece que cada uno de nosotros estamos unidos con nuestra abuela materna debido a los genes. Jodorowsky plantea que la carga genética de cada uno de los nietos esta transmitida de manera directa a través de su madre, por lo que estos diferentes genes logran ser transmitidos de madres a hijos y se llega a enlazar de manera muy estrecha con la abuela materna, en pocas palabras de 4 abuelos que pueda tener un niño, la abuela materna es quien logra aportar más carga genética a los nietos.

Cuando se habla de genes o de cagas hereditarias, normalmente la transmisión genética no es seguida por los padres a hijos, sino que establece una seguidilla genética directamente por los abuelos a los nietos. Es por ello, que suele pasar que los hijos suelen tener un parentesco mucho más similar a los familiares más alejados como los abuelos o los bisabuelos antes que a sus padres, este es un hecho que puede ser muy común, mas no quiere decir que siempre será así, ya que hay niño o niñas que sacan rasgos muy predominantes de sus padres.

Existen diversos aspectos genéticos que no tienen ninguna relación con la crianza o que el modo de entorno del hogar, hay elementos que exclusivamente se pasan a través de los genes, estos pueden ser rasgos del cuerpo, habilidades, maneras de caminar o alguna enfermedad.

La carga emocional que se transmiten de la abuela a los nietos

Es sorprendente la carga emocional que las abuelas maternas les transmiten a sus nietos, cuando el bebé se está formando en el vientre de la madre, recibe un gran contenido biológico tanto de la madre y del padre. El niño recibe información genética de ambos, aproximadamente el 50% de peso de la formación del embrión reside entre el padre de la madre, pero cuando la participación genética del padre se detiene, continua la de la madre, y en ese momento en donde se intercambia el gran lazo abuela nieto.

Consejos para tener un embarazo saludable

La maternidad te muestra quiénes son tus verdaderos amigos