Futura mamá, cuidados esenciales de un bebé recién nacido.

Es importante conocer los cuidados de un bebé recién nacido y sin duda alguna todos los padres deberían tenerlos bien en claro. Es por ello que si deseas enterarte sobre cuáles son esos cuidados de que debes darle a tus pequeños, este artículo es perfecto para ti. Acá podrás encontrar todo acerca de lo relacionado con este tema, de modo que puedas informarte de la mejor manera y conocer aquellos elementos que son esenciales en el cuidado de los bebés.
Todos sabemos que los pequeños que recientemente llegaron al mundo son sumamente delicados y por ende deben ser cuidados con mucha cautela, de modo que se evite dañar su formación y su desarrollo y crecimiento natural.

¿Cuáles son los cuidados fundamentales de un bebé recién nacido?
A continuación, te mostraremos la variedad de los cuidados de un bebé recién nacido de modo que puedas tenerlos en cuenta frente a tu pequeño.

La costra láctea
Esta viene en forma de caspa sobre la zona del cuero cabelludo. Es inofensiva y suele presentarse en los niños que acaban de llegar al mundo. Usualmente la costra láctea se desvanece sin mayor complicación. Aun así, cuando los pequeños ya tienen unos cuantos meses de vida, existen para ellos una variedad de cremas que son recetadas por los médicos para intervenir en el desarrollo de la costra láctea.

La resequedad en la piel
La piel del bebé recién nacido es bastante delicada y merece un cuidado especial. Por ello, es necesario que los padres coloquen un poco vaselina día tras día en el cuerpo de sus pequeños, especialmente luego de haberlos bañado, ya que esto servirá de ayuda para que la piel siga hidratada de forma normal.

Los granos en cuerpo o cara
Que aparezcan granos en el cuerpo o en la cara de los pequeños es bastante normal, y se debe fundamentalmente a las reacciones frente al ambiente donde se desenvuelve. Lo ideal es estar siempre al pendiente de estas espinillas o granos, puesto que si traen consigo alguna reacción fuera de lo común, se deberá contactar con un pediatra para que revise al pequeño.

El cuidado del ombligo
Mientras el pequeño no termine de expulsar el trozo de lo que queda del cordón umbilical, es importante limpiar dichas zonas en varias ocasiones durante el día, luego de cada muda. Cuando ese trozo termine de desaparecer, es vital seguir con este tratamiento hasta que la herida se encuentre completamente cerrada y sana.

La limpieza de genitales
La zona de los genitales de los pequeños es bastante delicada, y por ende debe cuidarse con mucha precaución. Deben ser limpiadas siempre de la mejor manera, y para ello es importante escuchar los consejos de su pediatra. Un mal cuidado y una mal limpieza de esta zona pueden traer consigo distintas formas de infección.

Recuerda siempre contactar antes a tu medico, para que te de las indicaciones necesarias para poder cuidar mejor a tu hermoso bebé.