Existen algún riesgo al trabajar estando embarazada

El periodo de embarazo es una etapa en la cual la mujer se encuentra mucho más vulnerable ante diferentes tipos de riesgos presentes en su área de trabajo. Sin embargo, esto puede cambiar dependiendo de la actividad laboral a la que se dedique la mujer, la cual puede llegar a afectarla más o menos de acuerdo al esfuerzo físico que se esté realizando. A pesar de esto, los riesgos en el área de trabajo siempre se van a estar presente, por eso es necesario reconocerlos para poder evitarlos en todo momento.

¿Qué riesgos se encuentran presentes en las áreas laborales?

En sí, trabajar no es algo que conlleve ningún tipo de peligro. El peligro se encuentra en los riesgos que acarrea el desarrollo de este trabajo, el cual puede ser peligroso dependiendo de los tipos riesgos que se encuentren presentes. Los tipos de riesgos presentes en los trabajos son:

Riesgos físicos.

Dentro de este tipo de riesgo se encuentran todos aquellos accidentes que pueden dañar el cuerpo de la mujer como lo son los golpes, posturas incomodas del cuerpo, choques, ruidos molestos, fatigas y mares, temperaturas muy altas o muy bajas, entre otros. Trabajos de enfermera, trabajadora de construcción u odontóloga son trabajos que presentan este tipo de riesgo.

Riesgos biológicos.

Son aquellos puestos laborales en los que la madre se encuentra expuesta a diferentes tipos de agentes patógenos que puedan dañar su sistema inmunológico, causando enfermedades leves o graves como la hepatitis b, la rubeola, toxoplasmosis, entre otros. Trabajos dentro del sector sanitario, veterinarias y maestras al cuidado de niños se encuentran expuestas a este tipo de riesgo.

Riesgos químicos.

Afecta a los trabajos de carácter agrícola y artesanal, donde las embarazadas se encuentra expuestas a diferentes tipos de químicos nocivos como venenos, ácidos, pinturas tóxicas y gases tóxicos, los cuales son capaces de generar un daño bastante grave a la salud de la persona.

Riesgos ambientales.

Los riesgos ambientales se encuentran presentes dependiendo de la zona de trabajo, donde la misma puede ocasionar algún tipo de incomodidad o molestia a la persona embarazada. Un ejemplo de esto es el trabajo de azafata, trabajo que cuenta con una atmosfera bastante delicada, en la cual debe permanecerse durante día y noche.

Riesgos psicosociales.

Dentro de este tipo de riesgo se ubican las sensaciones de estrés, depresión y ansiedad que pueden presentarse dentro del área de trabajo. Esto puede ser provocado por la gran cantidad de horas de trabajo a la que esté sometida la persona o por un maltrato que esta pueda sufrir mientras ostenta su cargo, lo cual puede llegar a afectar de gran manera su embarazo.

Riesgo ergonómico.

Si el trabajo que la mujer desempeña la obliga a permanecer en una misma posición por periodos largos de tiempo, existe un riesgo de que pueda padecer diferentes tipos de dolores en las áreas de su cuerpo.

Este conjunto de riesgos puede afectar de gran manera el embarazo, llegando a producir diferentes situaciones como el parto prematuro, malformaciones fetales y muerte fetal a causa de los químicos, abortos precoces y abortos tardíos.