in

¿Existe relación entre lo que come la embarazada y el sexo del bebé?

Según dice un dicho popular, si una futura madre llega a consumir frigurt, lácteos o quesos recién fabricado, lo más probable es que tenga una niña. Pero lo opuesto a esto es que, si la mujer llega a consumir jugos naturales, frutas y sardinas entonces tendrá un varón. ¿Técnicas científicas o locura? Es la interrogante que se hacen todas las futuras madres quienes quieren escoger el sexo apropiado de su futuro bebé.

¿Cómo pueden influir algunos alimentos?

Muchas personas niegan la idea que es el progenitor quien designa el sexo del futuro bebé, según la cantidad de espermatozoides que este aporte en el momento del coito. Por el contrario, otros aseveran que es el óvulo el que designa cuál espermatozoide va a fecundar.

Ahora bien, las personas que escriben sobre este tema aseveran de una forma radical que es la alimentación de la futura madre la que juega un rol decisivo al momento de la selección. En donde están involucradas ciertas sustancias químicas como el sodio, calcio, magnesio y potasio, que dan un equilibrio para favorecer al óvulo y así este pueda escoger entre un espermatozoide en específico, el cual va a resultar en que el futuro bebé sea un varón o una hembra. Todo este mecanismo se debe a un proceso de formación equilibrada.

Esto da origen a una teoría, la cual establece que existe un equilibrio entre las sustancias químicas del cuerpo de la mujer, las cuales van a modificar el PH en el flujo vaginal de la fémina. En muchas oportunidades, algunas de ellas elevan de forma considerable su pH, mientras que otras tienden a disminuirlo a unos niveles muy bajos. Es decir cuando el pH es alto es alcalinizante y cuando es muy bajo es acidificante.

Esto va a traer como consecuencia que los movimientos de los espermatozoides a través de los flujos vaginales, en su ruta hacia el útero, tiendan a ubicar los cromosomas con características XX (hembra) o XY (varón). Entonces, se puede establecer que un pH alto va a favorecer al alumbramiento de varones y, por el contrario, un pH bajo va a favorecer al alumbramiento de hembras.

También existen ciertos regímenes alimenticios que se caracterizan por aportar cantidades de sustancias ricas en sales, con propiedades de ciertos minerales en porciones bien definidas, las cuales van a favorecer para que la fémina pueda tener un varón. Para esto, se sugiere que toda mujer debe comenzar este régimen alimenticio unos tres meses antes de quedar embarazada.

¿Qué productos ricos en minerales se deben consumir?

El consumir productos ricos en minerales de origen sintético no es igual en los organismos de las distintas mujeres. El éxito de que estos suplementos de origen mineral sean efectivos para que una mujer tenga un varón o una hembra depende del aporte farmacológico que ella consuma mediante la dieta establecida durante su proceso de gestación.

¿Será viable esta técnica?

La única técnica que garantiza un éxito en la elección del sexo de un futuro bebé es la escogencia de embriones por el método de la fecundación in vitro, la cual es una técnica que tiene muchos años en el mercado para poder escoger de forma específica el sexo del futuro bebé.

El embarazo es contagioso entre amigas

Qué es la depresión postparto y el rechazo al bebé