¿Es malo consumir cosas frías en el embarazo?

Es mucho el debate sobre si el consumo de jugos fríos, es de algún modo perjudicial en el embarazo. Abriendo un sinfín de dudas, de cómo el consumo de estos antojos fríos, pueden afectar a nuestro bebé en desarrollo.

Pues, ya es de conocerse que la temperatura de ciertos alimentos que consumismos, tendrán un impacto diferente en el organismo. Por lo que, consumir cosas frías en el embarazo no es del todo recomendado, pero no 100% prohibido.

El consumir ciertos alimentos como helados o bebidas, que requieren una temperatura baja, no es dañino de por sí, pero hacerlo constantemente, puede volverse perjudicial.

Pues lo ideal es que nuestro cuerpo, deba tener una temperatura normal, de no más de 37 grados, para que pueda marchar de forma excepcional. Pues, aunque antojos fríos no sea del todo dañinos, sí que contribuirán de alguna forma, a nuestro organismo.

Comer en diferentes temperaturas

Comer en grandes cantidades y constantemente cosas frías, perjudica de manera grave el organismo, pues si llegas a consumir cosas frías, mientras estas consumiendo algún otro alimento de temperatura normal o caliente.

Estos se les será un poco complicado pasar juntos, por el sistema digestivo, debido a que, una vez que se vean expuesto junto con otros alimentos de bajas temperaturas como “los jugos”, estos ocasionarán que, la comida se “solidifique” y sea vuelva un largo y pesado para la placenta.

Dolores

Nada es más difícil que un embarazo con enormes dolencias físicas, pues, más difícil es sobrellevar estas dolencias con fuertes dolores de cabeza, ocasionado por el consumo excesivo de bebidas o helados muy fríos.

Pues, consumir cosas frías en el embarazo, puede llevar a dolores fuertes de cabeza, es algo que de por sí, ya se conoce, pero en una mujer con embarazo, el dolor suele ser más intenso y duradero. Debido a los intercambios de calor que, se producen, para contrarrestar el frío, ocasionado cambios en la presión arterial. Y un sinfín de molestias para el bebé.

Dolores estomacales

Consumir cosas frías en el embarazo de manera excesiva, trae consigo fuertes dolores estomacales, pues una mujer en esta etapa, tiende a acumular muchas flatulencias, por lo que tiende a tener un estomago hinchado.

Considerando que, durante este ciclo, la mujer tiende a tener un estomago muy delicado, por tal razón es aconsejable no abusar del consumo de cosas frías, Ya que, esto puede traer consigo, náuseas y vómitos derivado a una mala digestión del propio bebé.

Digestión afectada

Muchas personas están acostumbradas, a beber mientras se come, pero lo cierto es que, embarazadas o no, expertos recomiendan mucho, evitar hacer este tipo de acciones, ya que no solo ocasiona que la digestión se atrase, también ocasiona que el metabolismo se reduzca mucho.

Por tal motivo, el solo beber ocasiona un atraso muy grande en la digestión, siendo mucho mayor cuando se trata de beber cosas frías. Pues, si la digestión es un proceso relativamente lento de por sí, su velocidad baja en digerir alimentos, ocasionaran que la próxima comida que se consuma, venga de golpe hacia el bebé y por ende creará las tan conocidas nauseas, al sentirse incapaz de procesar tanta comida.