in

Errores que se tienen que evitar al comprar zapatos para el bebé

Como padres, siempre lo más importante para nosotros es la seguridad de nuestros niños, preservar la salud y la de su cuerpo, en especial una parte tan delicada del mismo como lo son los pies; por eso siempre tratamos de elegir el calzado que más se adecue a él. Si el niño está en edad de gatear utiliza unos zapatos distintos que un niño que estará comenzando a dar sus próximos pasos en poco tiempo.

A las madres les gusta mucho comprar calzado para sus niños porque se ven muy tiernos con ellos; pero al igual que el resto de su ropa, los zapatos en muy poco tiempo les van a dejar de servir, porque, aunque no lo creas, el bebecito crece de manera muy rápida.

Como dejan de servirles en muy poco tiempo, puede ser algo perjudicial para nuestros bolsillos, así que hoy te diremos cuáles son los 5 errores que cometes todo el tiempo al elegir los zapatos para tu bebé, para que no se vea tan afectado tu bolsillo ni la salud de los pies de tu bebé.

NO le pongas zapatos a tu bebé recién nacido.

Este es uno de los errores que se cometen casi todo el tiempo, no solamente no debes colocarle los zapatos a un bebe recién nacido porque es una pérdida de dinero innecesario, sino que también puede deformarles los pies porque su estructura tarda en formarse completamente y esta se puede perjudicar con el uso el calzado.

Lo mejor es esperar a que el bebé tenga más tiempo de nacido, aproximadamente un par de meses, pero si quieres puedes utilizar medias, las cuales podrás encontrar en distintos modelos, incluso algunas que parecen zapatos.

1.- Recuerda que es un bebé recién nacido

El error numero dos que se comete con los bebés al comprarle los zapatos es que siempre queremos que se vea bien lindo, pero nos olvidamos de que lo que realmente importa es la comodidad que siente cuando usa los zapatos, no compres zapatos de modelos adultos en versión miniatura.

2.- Comprar zapatos más grandes de su talla

Este es otro error muy común que cometen los padres, comprar zapatos dos o incluso tres tallas más grandes no es bueno para el bebé, ya que al ser muy grande, le lastima los dedos al igual que sus pequeños tobillos. Así que si lo habías pensado debes descartar esa idea

3.- Zapato apretado

Si el niño no se queja por el zapato debe ser porque aún le queda bien, es una de las frases comunes que dicen los padres, pero se equivocan, siempre hay que tener cuidado de que el calzado no le quede muy pequeño, ya que puede retrasar el crecimiento del pie, y no solamente esto, sino que afecta provocando deformaciones y dolor óseo.

4.- Ni muy duros, ni muy suaves

Los zapatos que debe usar tu bebé tiene que ser equilibrados, si son muy duros pueden lastimar su pie o molestarle en los músculos, al igual que si son extremadamente suaves, al contrario de proteger su pie lo estarías lastimando.

Maneras de evitar que aparezcan las estrías en el embarazo

Cremas que no se deben usar durante el embarazo