Edemas en el embarazo cuando y porque salen

Durante el embarazo es común de sufrir de edemas que son mejor conocidas como las hinchazones de las piernas y brazos debido a la retención de líquidos, sobre todo cuando se acerca el momento del parto. Por lo que es normal preguntarse ¿cuándo se debe de acudir al médico?

¿Qué son las edemas?

La aparición de edemas durante el embarazo tiende a ser muy habituales. Los cambios que se suelen producir en la sangre son los encargados de permitir la acumulación de líquidos en los tejidos, lo cual genera la conocida hinchazón en varias partes del cuerpo. Por otro lado, el útero también se encarga de hacer presión en las venas pélvicas, haciendo que la sangre se acumule en los tobillos.

Cuando aparecen las conocidas edemas, los anillos no encajan, y algunas prendas suelen quedarnos muy ajustadas. La aparición del edema puede empeorar cuando se acerca el final del embarazo o durante el transcurso del tercer trimestre. Otra posibilidad acertada es que las edemas también suele aparecer cuando son embarazos múltiples y cuando hay abundante calor. Esto último se debe a que las altas temperaturas llevan a que los vasos sanguíneos se dilaten.

Cuando el embarazo finaliza con el también se pone fin a la aparición de edemas, las cuales tienden a desaparecer muy rápidamente con la eliminación de los líquidos. Es por ello que después de parto, las mujeres suelen ir con más frecuencia al baño para orinar.

¿Cuándo se debe de recurrir al médico por la aparición de edemas?

Los expertos explican que, aunque la hinchazón durante el embarazo es un proceso común y frecuente por la retención de líquidos, siempre es importante que se acuda al médico para logre determinar un dieta a la embarazada para la disminución o desaparición de toda la sal en el cuerpo, que es la que se encarga de la retención de los líquidos.

Durante este proceso también se suelen hinchar las manos. Si la misma es muy pronunciada se debe consultar al médico lo más pronto posible, ya que podríamos estar hablando de la aparición de preeclampsia, una enfermedad que puede poner en riesgo tanto la vida de la madre como la del bebé. Otro aspecto a tener en cuenta, es que no es común que los ojos o la cara se lleguen a hinchar.

La preeclampsia suele afectar a pocas mujeres embarazadas, y se suele manifestar durante el transcurso de la semana 37 del embarazo, aunque tampoco hay que confiarse porque la misma puede llegar aparecer en cualquier momento a partir de la mitad del embarazo y hasta después de haber dado a luz. Normalmente sus síntomas suelen aparecer cuando la mujer tiene la tensión alta y proteína en la orina.

Sin embargo, se desconoce a ciencia cierta que puede generar la preeclampsia, aunque muchos creen que se debe a la dieta a la que está sometida la mujer durante el embarazo, los genes o algún tipo de trastorno.

Sin duda alguna, lo recomendable es acudir al médico si notas algún tipo de irregularidad en tu cuerpo o cuando sientas algún tipo de dolencia poco común del embarazo.