Dudas y preguntas más comunes sobre el eclipse en el embarazo

Durante el embarazo la mujer está más sensible que de costumbre, le afectan tanto los cambios que está sufriendo internamente, como los cambios ambientales y las relaciones con las personas de su entorno. Sumado a esto, ella esta aun más receptiva a los comentarios y sugerencias de las mamas de su entorno, sobre todo si es primeriza.

¿Es malo un eclipse en el embarazo?

Por lo general, las mamás o las abuelas de las ahora gestantes, le dan todo tipo de consejo. Como vestirse, sentarse, caminar, si es recomendable hacer ejercicio, que comer y que no, según su propia experiencia o como a su vez sus ancestros las ayudaron a pasar sus embarazos.

Les dicen lo que a ellas en determinado momento les sirvió, y que a ella también le puede hacer el mismo efecto. Según sus experiencias ellas ayudan a su manera, siempre tratando de ayudar y de dar un consejo asertivo. De esa forma se transmite los conocimientos y las creencias de una generación a otra.

Ejemplo de eso es que dicen “si te da acidez el niño será muy velludo”, “si no toleras la visita de alguien, el niño saldrá parecido a esa persona” así como muchas más. En ocasiones eso resulta que, si es así, como en otras, no. No se sabe si es casualidad, pero así sucede en todas las generaciones.

La mujer primeriza por seguir las creencias de sus mayores, por lo general hacen lo que ellas le dicen, en parte para evitar confrontaciones o porque tienen la duda de que puede tener algo de cierto, y es mejor no arriesgarse. De una u otra manera, eso forma parte de la idiosincrasia de una ciudad o de un país. Y así se establece una buena relación con quien está pendiente del embarazo.

Creencias que varían con el tiempo y las generaciones.

Entre las creencias más antiguas que se conocen está el de la relación eclipse embarazo. Los eclipses tanto de luna como de sol, son dañinos para la mujer embarazada ya que estos pueden causar daños en el desarrollo del bebé y este nacer con alguna malformación. Y de ser muy grande o la exposición de mamá al eclipse, este puede comerse al bebé. Como un amuleto a esta creencia la mama debe vestirse de rojo, no exponerse al eclipse directamente mientras este dure, y en sus manos tener objetos punzo penetrantes.

En este siglo, gracias a los estudios realizados, podemos dar explicación a muchos mitos que han arrastrado todas nuestras generaciones pasadas. No es verdad, que un eclipse pueda dañar el desarrollo de tu bebé. Nada tiene que ver un fenómeno nutual con la gestación de tu niño. En nada lo afecta.

Científicamente los doctores han demostrado que no hay ningún problema en que una mujer embarazada se exponga a un eclipse. Si te gusta observar un eclipse, estando o no embarazada puedes hacerlo sin ningún riesgo. Solo debes tener en cuenta protegerte los ojos con unos lentes especiales. Ya que si no te los proteges si puedes tener riesgo de sufrir alguna lesión.

Pero, nunca está de más tomar las precauciones necesarias, ya que los más importante es tu vida y la de tu hermoso Bebé que viene en camino.