in

Despertar con papá y el bebé, eso es amor y felicidad.

Dormir en familia, sin duda, es una experiencia increíble y más aún lo es despertar estando al lado de tus seres más queridos. Para muchos padres, la felicidad no es más que el hecho de poder despertar día tras día junto a sus bebés. No hay mejor sensación para ellos que saber que están juntos, en familia y que se encuentran seguros.

Esos momentos de despertar en familia, sin duda, alguna quedará por siempre marcado en las vidas de los padres. Ese momento de intimidad será pues esencial en el futuro de su relación, pues es la demostración más clara de que ahora son una familia y que sus vidas estarán compartidas entre ellos por siempre gracias a su pequeño.

El hecho de despertar con papá y el bebé, eso es felicidad
Así despertar con papá y el bebé es felicidad en su estado puro. Además, es una actividad que únicamente pueden elegir llevar a cabo los padres y que deberán hacerla estando juntos siempre. Hoy en día no todo el mundo está de acuerdo con esta práctica de dormir en familia.


Existen quienes creen que esto podría traer consigo una variedad de riesgos especialmente para el más pequeño de la casa. Incluso, existen familias que sí duermen en conjunto y aun así, por lo dicho anteriormente, deciden ocultar u omitir esta información y dejan de hablarlo con el pediatra de su pequeño, por un miedo hacia la reacción de estos profesionales. No obstante, el instinto paternal y maternal es muy sabio.

De forma innata, ocurre que los padres y las madres entienden de qué manera arreglar su cama de modo que puedan ubicar al bebé en ella, junto a ambos y que se mantenga dentro de una zona de seguridad, donde pueda dormir tranquilamente. Más adelante, sin duda, quedará muchísimo tiempo para que los pequeños cuando crezcan, duerman en sus propias habitaciones y los padres lo saben y, por ello, tratan de aprovechar los momentos para despertar juntos al máximo.

Mientras los pequeños se mantengan de ese tamaño, es decir, pequeños, tanto papá como mamá continuarán haciendo uso de la práctica ya descrita, buscando así disfrutar de dichos momentos especiales que implica despertar en familia. ¡Sin duda, una experiencia incomparable e inolvidable tanto para mamá, como para papá y para el pequeño!

Durmiendo juntos con el bebé
Es común que mientras el bebé duerme con sus padres de vez en cuando se despertará en medio de la noche. Sin embargo, esto no implica que se encuentre enfermo o que tenga alguna dolencia o incluso hambre. Es normal que los bebés se despierten, pues inconscientemente estarán buscando una cosa: una mayor cercanía con su padre y su madre.

Mientras el bebé se desarrolle con completa normalidad, de a poco éste irá perdiendo dicha costumbre de despertarse en mitad de la noche. Así pues, aprenderá a disfrutar de los beneficios del sueño y de la noche, además de constantemente despertar junto a sus dos seres más queridos: papá y mamá. ¡Será un hermoso recuerdo el cual valorará con mucha emoción y cariño!

Todo lo que necesitas llevar al hospital el día del parto, toma nota.

Motivos que te impiden bajar de peso después de dar a luz.