in

Desarrollo fetal y los cambios en el cuerpo de la madre

Durante el trayecto de la segunda semana y tercera semana después de la fecundación, el embrión pierde su constitución uniforme ya que su célula se divide, crecen y cambian de posición, conformando así un hueco o hendidura a nivel central. El mismo se implanta en el endometrio y comienza a crecer y formarse en el útero de la madre. En el primer mes de embarazo unos de los principales cambios es la aparición del cansancio, muchas mujeres se sienten de esta manera a pesar de haber tenido 8 horas sueño y también los vómitos o nauseas.

En el segundo mes ya iniciando propiamente se de manera muy reconocible el nuevo ser humano en el cual ya existe una diferenciación con el embrión, cada una de sus partes están formadas, ya lo que era anteriormente un grano de arroz se ha desarrollado de manera prioritaria, se aprecia en el extremo de su cuerpo el cerebro ya formado en este segundo mes debido a la asimilación de grandes contenidos de calcio lo que hace la aparición de calambres.

En el tercer mes se delimita de manera significativa el ensanchamiento de los vasos sanguíneo, arterias, arteriolas y vénulas, también el corazón es completamente formado y late de manera muy rápida, el feto ya comienza a tener sensaciones. La madre en este tercer mes disfruta más la estancia del embarazo y comienza a sentir al bebé, también comienza a manifestarse una frecuencia consecutiva de ganas de orinar ya que debido al crecimiento existe una presión sobre la vejiga y esto es lo que provoca las tantas ganas de orinar de la madre y aumento del volumen es sus senos o mamas.

Del cuarto al quinto mes de embarazo

En la quinta a la sexta semana de embarazo comienza aparecer unos brotes o yemas, lo cual evidencia la formación de brazos y piernas del bebé. En este mismo periodo se puede apreciar la formación ya definidas de las cavidades en donde estarán los ojos, la columna vertebral, los músculos y la piel.

En este mes la madre comienza a ganar peso y aumentar sus dimensiones corporales, el vientre comienza a aumentar visiblemente, por lo que es recomendable que la madre tenga más tiempos de descanso por la pesadez de la barriga, y a veces suelen presentarse contracciones.

Del sexto al octavo mes

A partir del sexto mes el bebé comienza con el desarrollo del sistema nervioso, es importante este mes ya que se está formando este sistema el cual determinara el estado de vida del bebé al salir del vientre materno, se puede observar ya miembros delimitados del bebé el cual ya ejerce movimientos coordinados, puede cerrar los ojos, dormir, y despertarse constantemente, los pulmones poseen una estructura desarrollada muy mínima.

A partir del octavo mes se evidencia un bebé formado con características anatómicas ya casi a su totalidad formada, el bebé se alimenta del cordón umbilical y se intercambian las células de manera transparentaría de la madre al hijo. La madre ya tiene definida la barriga y aumenta mucho más de peso.

Del octavo al noveno mes

Ya se tiene un bebé desarrollado por completo, listo para posicionarse en el canal de parto para salir al mundo e interactuar con su medio externo y conocer a su madre, este es una de las últimas etapas finales del embarazo. En este mes la madre debe cuidase con la alimentación ya que es uno de los últimos y estar pendiente por las contracciones definitivas de parto.

Trastornos en los niños que pueden causar el uso excesivo de la tecnología

Las señales que pueden indicar que va a empezar el parto