Cuidados posturales en el embarazo.

Los síntomas del embarazo pueden presentarse a partir de la segunda semana luego de la fertilización, y puede durar hasta el primer trimestre del embarazo. En algunos casos puede mantenerse en todo el embarazo.

Cuando una mujer empieza a presentar malestares en sus pezones, en algunos casos decaimiento, vómitos y mareos, es recomendable realizarse un test u prueba de embarazo o en todo caso un examen de sangre. Y si la prueba sale positiva, es el momento ideal para tomar las previsiones necesarias como evitar el consumo de alcohol, tabaco que son perjudiciales tanto para él bebe como para la mamá misma.

¿Cómo son los problemas posturales en el embarazo?

En el instante que el embarazo va avanzando el cuerpo de la mujer va sufriendo cambios muy evidentes en su cuerpo y en su postura anatómica, este cambio postural suele afectar a la columna y la pelvis de la mujer que está iniciando su proceso de gestación, estos cambios fisiológicos a medida del paso del tiempo del embarazo pueden acarrear malestares y dolores en la mujer.

Unos de los principales cambios que se genera debido al aumento del tono de su abdomen durante este desarrollo en el centro de la gravedad, a consecuencia del incremento de volumen corporal, las mujeres suelen con mucha frecuencia perder el equilibrio y además tienden a curvear mucho la espalda. La formación del aumento de la curvatura fisiológica de la columna es conocida como hiperlordosis lumbar, que está ocasionada por el ajuste de crecimiento del útero en el crecimiento del bebé.

Posteriormente la musculatura posterior que se encuentra en el cuello suele tensarse para evitar que la cabeza de la madre se deslice hacia adelante, esto se ocasiona producto del aumento de peso corporal de la madre, debido a esto, todos los músculos paravertebrales posteriores, también tienden a tensarse para poder mantener un balanceado en el cuerpo.

Muchas veces las madres para compensar estos malestares tienden adoptar ciertos tipos de posturas que son incorrectas, tales son el arquear excesivamente la región lumbar la cual provoca dolor, mucho cansancio y malestares.

¿Cómo son los cuidados posturales en el embarazo y como se puede prevenir los dolores lumbares?

  • Es importante que lleves tu pelvis hacia la parte más posterior de tu espalda o mantenla en modo neutro (aplana un poco tu espalda baja).
  • No debes de realizar cualquier tipo de ejercicios que sea para desarrollar los glúteos, o aquellos ejercicios que incluyan la musculatura paravertebral.
  • Debes por los menos tres veces a la semana elongar tu musculatura que sientes tensa de tu cuerpo, la cual es generalmente: el musculo el trapecio (cuello), el pectoral mayor y menor (pecho), los isquiotibiales (los muslos posteriores), y los músculos abductores (muslos internos).
  • Debes a toda costa evitar cruzar tus piernas, pararte en una sola pierna, también debes evitar de llevar cosas que estén apoyada con tu cadera (esto es habitualmente cuando llevas al hermano/a mayor cargado).
  • Usar de manera correcta la silla cuando estés en la oficina, un comedor o en tu auto, etc.
    Si tienes ocasionalmente muchos problemas con tu columna o espalda, y además sientes la postura que tienes es muy incorrecta, te recomendamos que vayas a consultar a un especialista para un chequeo.