Cuánto tiempo debería dormir por día estando embarazada

Cuando se está embarazada el descanso ser convierte en un asunto muy importante para la madre, ya que gracias a ello es que la madre podrá recuperar las energías perdías durante al día, además de brindarle al cuerpo el descanso necesario para que tanto ella, como el bebé se encuentren en buena salud. Así como contribuir a que el organismo trabaje de manera eficiente para suministrarle al bebé, todo lo que éste necesite para su perfecto desarrollo.

Póque una mujer debe descansar todo el tiempo

Cuando se está embarazada uno de los síntomas más comunes es la fatiga, lo que ocasiona que la madre sienta mucho cansancio durante todo el día, este factor se origina gracias a los cambios físicos que la madre tiene a lo largo de este periodo. En gran medida, por los cambios de la presión arterial, los cambios de humor, el insomnio, la digestión, etc.

En efecto el cansancio es algo normal que abunda durante todo el embarazo, aunque puede verse más a menudo en el cuarto período o último periodo de gestación, ya que el cuerpo generará mayores cambios para la llegada del bebé.

Cuantas horas de sueño son suficientes

Lo común es que una persona duerma aproximadamente 8 o 9 horas para tener la energía óptima durante el transcurso del día, sin embargo, cuando se está embarazada, las cosas suelen dar un cambio muy drástico.

En primera instancia esto ocurre porque las embarazadas suelen desvelarse mucho, por la para incomodidad de las náuseas y vómitos a medianoche, así como las molestia físicas y calambres nocturnos. Por estas razones es aconsejable que se sigan algunas pautas para lograr mantenerse descansada y evitar la fatiga.

  • Toma siestas cortas durante el día para recuperar las horas pérdidas en la noche.
  • Duerme siempre de lado izquierdo y con una almohada entre las piernas.
  • Toma algunas infusiones para lograr conciliar el sueño.
  • Lee algún libro.

Consejos a tomar en cuenta

Cuando se está gestando, muchas mujeres empiezan a realizar actividades o consumir ciertos alimentos que, no contribuyen en nada a conciliar el sueño, todo lo contrario, aunque a simple vista no lo parezca, estos entes suelen ser perjudiciales y ocasionan insomnio constante, además de evitar que la futura madre pueda tomar una que otra siesta durante el día.

  • Evita el consumo de adictivos: es fundamental que el consumo del alcohol, cigarros, café y tabaco queden en el olvido. Además de ser realmente perjudiciales en la salud del bebé, suelen ser los entes más perjudiciales para conciliar el sueño, al crearle ansiedad a la madre y subir su presión arterial.
  • Es crucial que se evite el consumo de alimentos muy pesados en las noches, esto con el fin de evitar que las náuseas y los vómitos nocturnos aparezcan bruscamente y sin previo aviso.
  • Evita consumir alimentos altos en azúcares ya que no es un mito que comidas altas dosis de azúcar pueden crearle efectos secundarios muy graves a tu sistema, provocando que la energía del cuerpo aumente y no se pueda conciliar el sueño.
  • Trata de no tomar siestas muy cerca de la hora en la que normalmente duermes en las noches. Esto podría provocar que ya no tengas sueño, y te desveles durante toda la noche.