Cuánto debería dormir una mujer embarazada por día

Durante las etapas de embarazo la hora de descanso se convierte en uno de los momentos más anhelados del día debido al trabajo constante y a la gran cantidad de síntomas que la mujer sufre durante esta etapa de su vida. Las horas de sueño que puede adquirir la madre son de suma importancia tanto para ella como para el bebé que carga en su interior, ya que gran parte de su salud depende de la cantidad de horas que estos puedan utilizar para descansar.

Uno de los síntomas que pueden desarrollarse durante el embarazo es el aumento en el nivel de cansancio, esto se debe a los diferentes cambios que sufre el cuerpo y la mente de la persona. El cansancio de la mujer baja en intensidad a desde el cuarto mes de embarazo, sin embargo aumenta en las etapas finales del mismo. Por ello es necesario que la madre establezca una rutina que le permita alcanzar las cantidades correctas de sueño.

¿Cuántas horas de sueño necesita una mujer embarazada?

Los estudios realizados por especialistas tienen como conclusión que la mujer embarazada debe descansar un mínimo de 8 horas al día, ubicándose de ser posible de lado izquierdo, ya la circulación de la sangre se ve beneficiada al colocarse en esta postura. Los especialistas aconsejan que se realice una rutina que consista en varias siestas repartidas durante el día, que le permita recobrar una parte de la energía consumida durante las horas que se mantuvo despierta.

Si dormir resulta ser una tarea complicada, la madre puede optar por diferentes métodos como tomar bebidas tibias como la leche o el té, realizar lecturas cortas, colocar la almohada en la espalda o las piernas. Estos son consejos fáciles de seguir, pero muy eficaces a la hora de ayuda a conciliar el sueño, ya que ayudan a relajar el cuerpo y la mente de la persona, permitiendo alcanza el sueño con más facilidad.

Recomendaciones a tomar en cuenta.

  • Vicios como consumir alcohol o fumar cigarros deben de ser evitados lo máximo posible, ya que estos pueden impedir que el descanso se produzca con normalidad y es capaz de generarle un daño al bebé.
  • El café y el chocolate deben de ser eliminados de las meriendas, así como deben evitarse a altas horas de la noche.
  • Tomar cantidades de líquido es esencial para mantener un buen funcionamiento del cuerpo, sin embargo en las noches cantidades excesivas no son recomendadas, ya que puede originar ganas de orinar que interrumpen el sueño.
  • En las comidas nocturnas deben de ser evitas aquellos alimentos pesados, remplazándolos por algo más ligero como las frutas.
  • De la misma forma, los alimentos ligeros y las frutas son de gran ayuda si se quieren evitar las molestas nauseas que son producidas durante la noche.
  • Los hábitos de sueño son fundamentales para poder obtener un buen descanso durante el día, por ello es necesario fomentarlos.

Si estas recomendaciones no ayudan a tener un mejor descanso, cabe destacar que la falta de sueño es uno de los síntomas que produce el embarazo, por lo que este desaparecerá tarde o temprano, permitiendo dormir cómodamente con el paso del tiempo.