Cuando empiezan las pataditas del bebé y como identificarlas

Durante el cuarto mes de gestación, es cuando las madres logran sentir los primeros movimientos del bebé. Las patadas son el principal indicio de que nuestro bebé se encuentra en buen estado de salud y no son contraindicadas durante el embarazo, durante este transcurso estos movimientos siempre tendrán una relación con el desarrollo y el crecimiento del bebé.

Las pataditas se pueden notar cuando solemos cambiar de postura, estirarnos o al sentarnos a descansar. Durante estos segundos de movimiento el bebé aprovechar para con sus pequeños brazos o pies la pared que envuelve al útero maternos. A medida que avanza el embarazado, los movimientos aparecen en ciertos días y en ocasiones pueden ser muy predecibles.

Patadas del bebé dentro del útero

Los movimientos del feto se encuentran conectados con la alimentación de la madre y se pueden presenciar cada vez que se consume dulce. Durante el proceso, puede aparecer una alta presencia de glucosa en la sangre, contraindicadas durante el embarazo, que llega al bebé por medio de la placenta y que hace que el bebé se mueva rítmicamente y en pequeños periodos de tiempo.

Cuando el embrión apenas mide sólo unos centímetros, se encuentra flotando en el vientre de la madre, y se comienza a balancear y a girar en el líquido amniótico. Y a medida que crece aquellos movimientos suelen ser mucho más precisos. Todos los movimientos del bebé se encuentran fijados por una coordinación de la espina dorsal, cabeza y hombros.

No obstante, lo movimientos no son ningún tipo de riesgo para él, ya que es una manera de entrenamiento y al mismo tiempo él se encuentra protegido por el líquido amniótico. Sin embargo, hay mitos que suelen apuntar que el bebé deja de moverse cuando se acerca la fecha del parto, pero esto se debe a que él ya no cuenta con demasiado espacio y suele hacer movimientos más pausados, aunque no deja de estar activo por nada del mundo.

¿Cómo se puede identificar los movimientos del bebé?

El bebé suele moverse dentro del útero durante la séptima semana de embarazo, así que es común que durante la semana 16 o 22, puedas notar como comienza a dar sus primeras patadas.

No obstante, estos movimientos pueden variar según la cantidad de embarazos que hayas tenido; si es tu tercer embarazo, lo notarán en la semana 16 y si es el primero, te tocará esperar hasta la semana 20.

Es normal que las madres primerizas suelan tardar en sentir a sus bebés porque las mismas suelen confundir los movimientos con gases contraindicadas durante el embarazo o con algún tipo de movimiento estomacal. Y aquellas mujeres que ya han pasado por un embarazo, suelen distinguir con mayor facilidad de los movimientos del bebé.

Otro dato que debes de tener en cuenta es que las mujeres de contextura delgada suelen sentir mucho más temprano los movimientos del bebé y con más frecuencia que las mujeres gorditas. Hay muchas que han descrito la sensación de los movimientos del bebé como si fueran palomitas de maíz reventándose adentro, un pez nadando o una mariposa aleteando.