in

Cuales son las falsas contracciones

Estar embarazada es la etapa más linda que puede pasar una mujer. Tener vida y poder dar vida es la experiencia más significativa que vivimos nosotras. Así como es de hermosa es contradictoria, ya que también tenemos algunas dudas y temores propios del proceso que estamos atravesando.

Al pasar el segundo trimestre de embarazo, comenzamos a preocuparnos por cómo será del desenlace de este, sentimos angustia, expectativas y nos invade una sensación de inseguridad, más aún cuando se comienza a sentir las contracciones.

¿Cómo saber si son las de trabajo de parto o son las llamadas contracciones falsas? ¿En que se diferencian? ¿Cómo reconocerlas? Por medio de este artículo trataremos de informarte lo mejor posible sobre este síntoma que sentimos al estar embarazadas.

¿Qué son las contracciones?

Tú útero ha sido el hospedaje de tú hijo desde su concepción, y llega un momento en el embarazo más o menos al llegar al tercer trimestre que este se va preparando para ayudarte a dar a luz a tú bebé.

Esto lo hace por medio de movimientos de contracción y relajación que son de manera constante. Esto permite el estiramiento del mismo y produce presión lo que ocasiona que tú abdomen se estire o se ponga duro. Esto produce lo que llamamos contracciones.

Hay quienes dicen que las contracciones se producen durante todo el embarazo, pero por el tamaño que feto y el espacio libre que este tiene, no se sienten. A medida que el bebé va creciendo y desarrollándose es que llegan a evidenciarse.

¿Qué son contracciones falsas?

Son todos los movimientos de contracción y relajación uterinos que no causan dolor, solo la tensión y la dureza del abdomen. Se pueden producir en todo el embarazo, sin que la mujer se dé cuenta. Estas son las denominadas contracciones falsas.

Este tipo de contracciones son denominadas, contracciones Braxton Hicks, ya que este fue el Dr. que para el siglo XIX, hablo por primera vez de ellas. Este explicaba que todas las mujeres embarazadas las padecen, ya que es un proceso normal.

El útero se va preparando poco a poco para ayudar cuando llegue el momento del parto y por eso se va estirando para que cuando llegue el momento que el bebé desee salir, todo se le haga más fácil, tanto a él como a su mamá.

Este tipo de contracciones se sienten sin importar si el trabajo de parto está planificado por cesárea. Es decir, se siente en todos los embarazos sin distingo del tipo de parto que se va a tener.

¿Cómo diferenciarlas de las contracciones de parto?

Las contracciones falsas se diferencian a las contracciones de parto en:

  1. No causan dolor. Solo el endurecimiento de tú abdomen
  2. No ocurren en intervalos de tiempo. Pueden sentirse esporádicamente.
  3. Se sienten en la misma intensidad. Es decir, no aumentan, no se hacen más fuertes.
  4. Suelen desaparecer al momento en que cambias de posición o tomas una siesta
  5. En ocasiones se calman al tomar agua (no verificado científicamente)
  6. Se pueden sentir en el vientre y no toman la espalda, como lo hacen las contracciones de parto.

Esperamos que este artículo sea de ayuda. ¡Que tengas un embarazo feliz!

Cada qué tiempo hay cambiar el pañal del bebé

Por qué la miel no se recomienda a los bebés menores de 1 año