Cual es la postura adecuada para poder dormir en el embarazo

Encontrar una postura perfecta para dormir cuando se está embarazada en ocasiones es todo un reto, ya que mientras estés compartiendo cuerpo con tu hermoso retoño será necesario que adoptes una postura que beneficie mucho tu comodidad y que al mismo tiempo sea beneficiosa para el bebé, ya que a veces el mal dormir puede crear, mucha ansiedad y estrés. Sin embargo existen posiciones perfectas que ayudan mucho a una mujer embarazada y beneficia mucho su salud.

Dormir de lado

Una de las posturas que más beneficia al descanso de una mujer embarazada es la postura de lado, ya que con ella sentirás una gran comodidad y podrás dormir como mejor te parezca, si de lado izquierdo o lado derecho, ya que lo verdaderamente importante es dormir de lado.

Esta postura además de ser muy cómoda, beneficiará mucho a la regulación de la sangre y ayudará a que los nutrientes fluyan por la placenta hasta el bebé, además de que con esta posición tu riñón podrá deshacerse de los desechos y fluidos que no son necesarios para el cuerpo.

Con una almohada

Esta posición no cambia mucho a de la anterior, la única diferencia es que debes dormir solo de lado izquierdo y con ayuda de una almohada entre tus piernas, ya que se trata de una posición donde la columna debe estar recta, y una almohada debe colocarse entre las piernas con el fin de evitar que estas choquen, y la pierna de arriba aporte todo su peso contra la otra, también puedes ayudarte por la misma almohada o con otra para apoyar tu barriga.

Esta posición ayuda mucho a evitar los dolores de abdomen en las mujeres embarazadas, y beneficia en que los dolores por contracciones sean mucho más amenos, beneficiando mucho la salud del bebé.

Pies elevados

Muchas veces las mujeres embarazadas se acuestan a dormir con los dolores muy fuertes en piernas y tobillos, además de un dolor muy profundo en la parte baja de la espalda, provocando que conciliar el sueño no sea tan fácil. Por lo cual es recomendable que si sufres de estas dolencias, pruebes esta posición, la cual se supone consiste en dormir con los pies encima de un cojín o almohada, con el fin de que la circulación de tus pies fluyan libremente y se eviten los tan molestos calambres.

Semisentada

Si se tiene nauseas, reflujo o algún dolor estomacal esta posición te vendrá bien, ya que ayuda a que la digestión pueda terminar su proceso adecuadamente sin alterar el estómago, evitando así las náuseas y ayudando a que los nutrientes se dirijan más facialmente al útero. Esta posición consiste en acostarse casi sentada con la ayuda de varios cojines o almohadas, por detrás de la columna como apoyo, con el fin de sentirte cómoda y beneficiar la estabilidad de tu cuerpo.

Habiendo leído los distintos tipos de posiciones y beneficios, será necesario que verifiques cual de etas pociones te convienen más o cual para ti es la más cómoda, ya que todas traen diferentes beneficios para ti. Por ende es necesario que antes apostar por una, pruebes todas y elijas la que te trae una mayor comodidad y te logre relajar más, durante toda la noche.