Consejos para reducir la acidez en el embarazo

Acidez en el embarazo

En el transcurso del embarazo la mujer pasa por una serie de cambios fisiológicos, sobre todo en el crecimiento y el desarrollo del feto que se encuentra dentro del útero. Al mismo tiempo también ocurre una serie de cambios físicos que se pueden notar en el cuerpo de la mujer.

Por otra parte también se le deben de sumar los cambios morfológicos y metabólicos, que suelen surgir durante el primer trimestre del embarazo y que se pueden conocer por los siguientes síntomas:

  • Hinchazón en los senos, dolores y mucha sensibilidad.
  • Náuseas y vómitos.
  • Fatiga.
  • Incomodidad en la pelvis y aumento de las ganas de orinar.
  • Acidez estomacal.

¿Qué causa la acidez en el embarazo?

La acidez es una sensación que causa una quemazón que suele extenderse desde la parte del esternón hasta la zona de la garganta. Son muchas las mujeres que estando embarazadas suelen sufrir de acidez y, aunque es común y no causa ningún problema puede llegar a ser bastante molesta.

Los cambios que se suelen producir en el cuerpo suelen ser la causa principal de la acidez. Por ejemplo, la placenta suele producir la hormona progesterona que tienen relajar los músculos del útero. Dicha hormona también suele relajar el esófago y el estomago, haciendo que los ácidos comiencen a regresar por del estómago hacia el esófago, y eso lo que produce aquella sensación tan desagradable.

Cuando se está en gestación las mujeres suelen disminuir las contracciones del esófago y los intestinos, lo que conlleva a que la digestión sea mucho más lenta de lo que se esperaba. Con el crecimiento del feto, hay menos espacio en la cavidad abdominal, lo que produce que los ácidos se comiencen a desplazar al esófago.

Acidez embarazo

¿Qué ayuda a disminuir la acidez en el embarazo?

Uno de los mejores remedios que puede existir durante el embarazo para evitar la acidez es la prevención temprana. Aunque no es posible la eliminación de todos lo síntomas, pues contrarrestar algunos de sus defectos.

Evita las comidas y bebidas que sepas que te causan malestar estomacal

Los que suelen generar este tipo de males son las conocidas bebidas con gases como es el caso del alcohol, la cafeína, alimentos que contengan cítricos o jugos, el tomate, la mostaza y el vinagre. Al mismo tiempo también es recomendable que evites el consumo de carnes procesadas, productos que suelan contener menta y los alimentos condimentados, fritos y abundantes en grasa.

Trata de consumir pequeñas cantidades de comida

No ingieras bastantes cantidades de comida durante este proceso, lo ideal es que trates de consumir pequeñas porciones varias veces al día. Mastica despacio y sobre todo mastícala bien para que no te cause ningún problema al ingerir.

Bebé mucha agua cuando estés comiendo

Es importante que durante cada comida y durante el día consumas abundante cantidades de agua, sin embargo que no sean de manera exagerada, ya que podría causarte acidez y la idea es evitarlo. El agua también te mantendrá hidratada en todo momento.

El chicle también puede ayudar

Masticar chicle después de las comidas suele estimular las glándulas salivales, y es la misma saliva que ayuda a prevenir la aparición de la acidez.