Consecuencias del embarazo a temprana edad

El embarazo es un periodo en el cual hay que estar preparados tanto física como psicológicamente, no es algo que se puede tomar a la ligera, ya que involucra grandes cambios en cada aspecto de nuestra vida. La forma de llevar un embarazo depende principalmente de la madurez y edad de la mujer, así también como de su fortaleza física.

El embarazo a temprana edad puede significar algunos riesgos y consecuencias a largo plazo que pueden afectar drásticamente su salud.

Se estima que cada año en el mundo se produce una cantidad de 16 millones de embarazos a temprana edad, afectando principalmente las poblaciones o países más pobres del planeta.

Principales consecuencias del embarazo adolescente o a temprana edad.
El embarazo adolescente puede afectar de manera tanto emocional como social a la joven, ya que se convierten en objeto de burlas y son rechazadas por los miembros de su sociedad. La responsabilidad de mantener en un bebé es demasiado alta, por lo tanto, las adolescentes no poseen la madurez necesaria como para llevar a cabo el cuidado de un niño.

Consecuencias Psicológicas.
La autoestima de la joven se ve afectado seriamente, ya que no posee la capacidad para ofrecer los cuidados y el beneficio de las comodidades al bebé lo cual la entristece y le presenta sentimientos de culpabilidad. Esto puede afectar el rendimiento de la joven en caso de ser estudiante, se encuentra comprobado que las madres adolescentes sufren de fracaso escolar y de problemas sociales en las instituciones de aprendizaje.

La interacción con la familia se ve alterada por el pronunciamiento de este sucedo, el embarazo adolescente representa también una carga económica para la familia de la joven, que, en la mayoría de los casos, no se encuentra lista o no posee recursos suficientes como para afrontar esta situación.

Consecuencias físicas.
Ya que la joven no está completamente desarrollada como para tener un bebé, se pueden presentar complicaciones en su cuerpo, que la pueden afectar tanto a ella como al desarrollo del infante.

Durante el periodo de gestación, es probable que el bebé pueda presentar diferentes tipos de problemas en su desarrollo. El embarazo a temprana edad puede suponer un aumento en la probabilidad de que el infante posea problemas de salud al momento del parto. También aumenta la probabilidad de que el parto no se lleve a cabo en el periodo de tiempo adecuado, llegando a suceder prematuramente.

La alimentación de la joven también se ve afectada ya que su cuerpo no está preparado para distribuir los nutrientes necesarios para la formación del bebé. Dejando como consecuencia cuadros de mala nutrición experimentados por la joven.

Prevención.
La principal manera preventiva para el embarazo adolescente es la utilización de métodos anticonceptivos, sin embargo, se deben de realizar jornadas de concientización que expongan la cantidad de riesgos y problemas que pueden presentar estos embarazos no planificados. Estas jornadas pueden llevarse a cabo en las instituciones educativas, donde tendrán un alto rango de impacto en la población más joven.