Cómo se puede evitar los gases en el embarazo

Estando embarazada, tu cuerpo va sufriendo ciertos cambios físicos, los cuales son: tus pechos van creciendo considerable, tu cintura se va perdiendo porque va aumentando y el modo de comer es irregular o muchas veces desproporcionada comiendo todo lo que se consigue a su paso. Esto será unos de los signos de que estas embarazada y esto seguirá creciendo a medida que el embarazo vaya en progreso. Es por ello que se te da como consejo cuidar bien tu salud, de todo lo que comes ya que esto será primordial para el desarrollo de tu hijo en tu vientre e importante para que nazca sano.

La alimentación será muy significativa cuando estés embarazada. Muchas mujeres en estado de gestación se inquietan por su condición física y por tanto le aterra engordar, es por ello que se alimentan de una manera que no es la adecuada, reducen las calorías y otras dietas. Pero es importante evitar esto, ya que tu dieta le puede causar consecuencias a tu bebé, el deber ser, es una buena alimentación rica en nutrientes y vitaminas que ayudaran a ambos a mantenerse saludables.

Las flatulencias en la gestación

Los gases o las flatulencias siempre serán un molestia bien incomoda, las mujeres durante el embarazo suelen sufrir gases los cuales les causa pena, estos son a veces efectos involuntarios que no pueden evitar tener durante el embarazo.

Las posibles causas

Las posibles causas de gases en el embarazo se debe a la representación de las hormonas del embarazo que lleva por nombre progesterona, esta reduce los movimientos intestinales, que debido al aumento del útero el mismo se desliza por lo que comprime de forma específica la asas del intestino lateralmente y hacia arriba, por lo que se van acumulando las flatulencias intestinales y luego se expulsan por el canal anal, esa es la razón por lo cual se producen los gases en el embarazo. A continuación te hablaremos de lo que puedes hace para evitar las flatulencias durante el embarazo.

¿Cómo se puede evitar los gases en el embarazo?

  • Primeramente debes comenzar comiendo de manera muy lenta y con despacio, se debe masticar muy bien los alimentos para así evitar tragar aire.
  • No es recomendable que después de comer, te tires de una vez a la cama o a un sofá, es preferible que permanezcas alrededor de unos 25 minutos en pie, caminando o sentada en una silla.
  • Debes de evitar los alimentos que sean flatulentos como el brócoli, coliflor y todo tipo de legumbres, también debes de abstenerte beber refrescos.
  • Ingiere alimentos que se consideren astringentes como el plátano, el arroz y la zanahoria, es importante que seas prudente y no abuses ya que estos alimentos te pueden provocar estreñimiento y favorecerán a los gases, por eso debes ser precavida.
  • Procura de manera regular tomar yogurt o leche fermentada, estas bebidas ayudarán al equilibrio de la flora bacteriana y además estas bebidas con anti flatulentas.
  • Es significativo que realices ejercicios abdominales, estos los puedes aprender en los cursos de preparación de parto, son sencillas e ideales, estos movimientos que se enseñan en estos cursos ayudaran al movimiento de las paredes estomacales y evitara la producción de gases.