Como dormir bien en el embarazo

Las posibles causas de no poder dormir cuando se está embarazada es porque el feto esta incrementado su tamaño dentro del vientre materno, y esto trae como consecuencia que le sea bastante incomodo a la futura madre de lograr conseguir una posición adecuada para lograr dormir. Por ejemplo si usted duerme en la posición pegado de cubito abdominal o cubito dorsal, es probable que tenga dificultades para habituarse a dormir de lado.

También existen otras eventualidades que son las causantes de que no puedas dormir por el embarazo las cuales abarcan diversas situaciones de origen físico u orgánico, todo depende de las circunstancias que se estén dando en ese momento y según el tipo de embarazo.

Las causas que suelen ser más comunes que no te permiten dormir durante el embarazo son en su gran mayoría las idas al baño, el aumento del ritmo cardiaco, los problemas para respirar, los dolores de espalda, la acide estomacal y el estrés del mismo embarazo.

Buscando la comodidad

Una de las recomendaciones para lograr dormir embarazada es tratar de buscar una posición de lado con las rodillas flexionadas lo cual te dará una posición mucho más relajada. Aunado a esto tu sistema cardiaco le será más cómodo el poder mandar o irrigar sangre a todo el cuerpo

Muchos doctores les suelen sugerir a todas las féminas en proceso de gestación descansar de lado izquierdo. Porque tomar esa posición ayuda a que la irrigación sanguínea entre el sistema cardiaco, en el bebé, en el vientre y en el sistema renal, y a su vez esto hace que disminuya la presión en el hígado.

La almohada como herramienta de confort

Si no puedes dormir a causa del embarazo, entonces te decimos como lograrlo, intenta usar las almohadas en la parte baja de tu vientre o también puedes colocarlas en medio de las piernas. A su vez también es válido que uses una almohada doblada en la zona más baja de tu espalda, lo cual va a ayudar a mejorar la presión que sientes.

Otras opciones para dormir

  1. Evita sustancias estimulantes: el café, el té y los refrescos son una tentación que siempre le apetece a cualquier madre después de haber realizado algún oficio en el hogar durante el transcurso del día, pero, ciertamente lo más recomendables es evitar este tipo de sustancia porque ellas sobre estimulan al organismo.
  2. Trate en todo lo posible de evitar de beber demasiadas sustancias liquidas o de consumir muchos alimentos al momento de ir al dormir. Por lo tanto, lo más recomendable es consumir frutas o algún tipo de alimento a la plancha acompañado de ensaladas que son fuentes ricas en vitaminas que favorecen y estimulan el sueño.
  3. Hacer actividades físicas en la casa de estiramiento y tonificación muscular, las cuales pueden ser al empezar el día bien temprano o quizás en la tarde, son una buena técnica de cómo recuperar el sueño durante el embarazo, pero, eso si estas actividades deben estar estrictamente autorizadas por tu médico especialista.