in

Como aliviar y calmar a los dolores de espalda en el embarazo

Mientras se está embarazada, el niño va evolucionando en el vientre de la madre, cosa que es natural, puesto que está en pleno crecimiento, y mientras trascurre el tiempo crece cada día más, al mismo tiempo que esto va sucediendo también crece la barriga de la futura mama y cada día se ensancha mucho más y así mismo va evolucionando un pequeño dolor en la región dorsal que luego se hace intenso. Es por ello que debes de tomar la mejor postura para aliviar el dolor.

Remedio para el dolor en la región dorsal

Cuando se está embarazada, el cuerpo se encuentra bajo muchos cambios, y esto se aprecia al momento de realizar caminatas o estar sentada, no se siente igual. Esa sensación de comodidad a desaparecido. Tal vez consideres una rara sensación e incómoda en la espalda. Al igual puedes sentir contracciones musculares debido a la inadecuada postura que has acogido por los cambios que está sufriendo tu cuerpo.

Para poder combatir estos diversos cambios, lo más pertinente, de acuerdo a especialistas, es que desde el momento que inicia el embarazo, debes de mantener y adoptar una compasiva postura para tu espalda.

Prevención de dolores dorsales durante el embarazo

En lo posible conservar la espalda en una postura erguida y la cabeza derecha y con la frente en alto. Es como realizar ejercicios de estiramiento de los músculos del cuello esto ayuda a prevenir los dolores de espalda.

Mientras se está parado, se debe emplear una buena distribución en cuanto al peso que ha adquirido el cuerpo en la división de tus miembros inferiores (piernas). Y si el tiempo de permanecer de pie se prolonga demasiado, lo mejor es que busques un apoyo ya sea en un asiento o banqueta que te ayude a disminuir la tracción que pueda sentir tu espalda.

Si necesitas o deseas inclinarte por alguna circunstancia, lo más prudente es flexionar ambas las piernas, una antes de la otra pierna. De manera que sientas más confort en realizar cualquier actividad que amerite agacharte o inclinarte.

Al igual que, cuando permanezca un periodo largo frente al computador lo más apropiado es mantener tu espalda sobre puesta de manera firme en el lateral del sillón con una distancia que permita a tus pies mantenerlos en el piso con mucha comodidad.

Si antes de salir embarazada realizabas alguna actividad deportiva que contemplara alguna fuerza física y quieres seguir realizándola, puedes hacerlo, pero antes debes consultarlo con tu médico para que te de algunos consejos con respecto a estos ejercicios.

Ya cuando te vayas a preparar para dormir, lo que recomiendan los especialistas es colocarse del lado del corazón (izquierdo), dado que estando en esta postura ayuda a la circulación sanguínea. Sin embargo, siempre busca dar la vuelta siempre y cuando no antepongas la barriga.

Siempre es bueno estar acompañada y ser ayudada ya sea por familiares o amigos íntimos para aquellas labores que requieran ejercer fuerza o movimientos bruscos que tú por tú estado no deberías hacer.

La tabla china para determinar la probabilidad si el bebé será niño o niña

Ideas para recuerdos que puedes hacer para disfrutarlos antes de crezca tu bebé