in

Cinco maneras de acomodarte, para dormir mejor durante el embarazo.

El descanso es fundamental en cada ser humano, sobre todo para la mujer en una de las etapas más importantes y bonitas de su vida como lo es, el estar embarazada. Aquí es un requisito indispensable a lo largo de sus 9 meses, dormir de 7 u 8 horas diarias, convirtiéndose casi en un ritual sagrado, pero que con el avance del embarazo se ira haciendo cada vez más imposible, debido a los reflujos, vómitos, migrañas, picazón, ganas de ir al baño excesivas, entre otras.

Recomendaciones y posturas para descansar durante el embarazo

Primordialmente, se debe tener una idea de la rutina del bebé, y tratar de sincronizarse a través de la plática y respiraciones profundas que enlacen aún más la conexión madre e hijo. Es recomendado por especialistas en la materia de maternidad, incluido profesores de Yoga para embarazadas realizar un detallado examen antes, durante y después del insomnio de la madre, para saber qué postura adoptar.

De lado con soporte de una almohada entre las piernas:

Esta es por excelencia la preferida por las mujeres en cinta, que además de adecuarse a la forma del cojín, evitando también la incomodidad de tambalearse por el bulto del vientre y una sensación de desequilibrio en la cama, como también fortalece la autoestima al sentirse acompañada, o en ocasiones cambiar la almohada por la interacción de la pareja, como darle calor extra al bebé y ambos sentirse a gusto.

Pies elevados:

Con un nombre así parece más una acrobacia, pero no lo es, sólo se necesita de un cojín cómodo pero firme, es decir que no sea tan blando o que pueda hundirse tan fácil, para que soporte el peso de los pies, que ya con el cuerpo en descanso adquieren un poco más de peso. Estos deben estar paralelos el uno del otro y colocándolos encima del cojín con el resto del cuerpo a espaldas sobre la espalda donde se hará un pequeño arco entre piernas hasta glúteos.

Completamente de espalda:

Como su nombre lo indica, es estar completamente en posición de reposo o en una posición muy conocida en el Yoga como “Savasana” o postura del muerto, que consta de estar completamente tendida en cama estirando las extremidades y respirando profundo hasta lograr una relajación total.

De lado o costado:

Esta posición es preferiblemente recomendada del costado izquierdo para que ayude a la limpieza del sistema digestivo sin caer en reflujos o náuseas provocadas con alguna inclinación incorrecta, así como también ayuda a la limpieza y drenaje de los riñones.

Con ayuda de una cama o almohada semisentada:

Es un poco más delicada y meticulosa, y se recomienda poseer ayuda o una cama que pueda inclinarse, o almohadas que le den el confort y no se corra el riesgo de caer y lastimarse en el proceso, además de si no se logra un ángulo adecuado, fuerce la espalda y cause dolor e incomodidad

Cabe agregar que estas posiciones pueden llegar a ser aún más efectivas en compañía de una dieta balanceada y tomar líquidos apropiados unas horas antes de la hora de sueño, para darle tiempo a la digestión. Como también lograr un ambiente de relax y compenetración con el bebé.

Conoce a la madre que tuvo octillizos, causo polémica y ahora la apodan octomon.

6 motivos saludables para comer mango en el embarazo.