Cambios fisiológicos y anatómicos en la mujer durante el embarazo

En el transcurso del embarazo el cuerpo comienza a experimentar una serie de cambios que se encuentran relacionados con el desarrollo y el crecimiento del feto. Algunos de estos cambios se producen para adaptar al cuerpo a la nueva etapa en la que está por vivir durante meses, sin embargo debemos destacar que estos aspectos pueden generar una serie de incomodidad y molestia en el que hacer de las actividades diarias.

Nuestra fisonomía, durante el embarazo está expuesto a sufrir cambios en su anatomía para que el feto tenga mayor espacio y se logre desarrollar de manera más adecuada y prepararse para el momento final del parto y el que le sigue (postparto).

A lo largo del post de hoy te explicaremos cuales son aquellos cambios que se pueden producir y las razones del por qué, para que durante tu proceso no te preocupes. ¡Recuerda que siempre es bueno estar informada! No obstante, también puedes consultar a tu médico para que de más información.

Cambios a los que estás expuesta durante el embarazo

Sin duda, cuando estamos embarazadas llegamos a sufrir muchos cambios en nuestro organismo que se pueden notar en nuestro estado físico o anímico. La gestación es el período donde más necesitamos alimentarnos correctamente. Esto se debe a que hay una demanda en el aumento y el desarrollo del feto que lo necesita para una correcta gestación.

Uno de los cambios físicos más notables es la desaparición de la menstruación, aumento del tamaño de los pechos, peso y del útero. También comienzan la aparición de mareos, fatigas y falta de sueño. En cuanto los cambios psicológicos, podemos encontrar sobre todo en el primer embarazo constantes cambios de humor. Los cuales son producidos por la alteración de las hormonas que comienzan aumentar durante tu embarazo.

Aquí te explicaremos mejor los cambios a los que estarás expuesta durante estos nueves meses:

Aumento en el peso

Una recomendación, durante y antes del embarazo debes procurar no tener sobrepeso, porque durante este proceso llegarás a subir entre 9 a 12kg. Las razones del aumento de peso se deben primordialmente a que el bebé está creciendo y con él también crecen la placenta, el líquido amniótico, el útero, los pechos y el volumen de sangre.

En el embarazo es muy difícil que logres controlar del todo el embarazo, por lo que no es exacto las cantidades que puedes adquirir por día. Sin embargo, la retención de liquido que se produce también puede generar que comiences a subir mucho de peso y lo cuales al poco tiempo de haber dado a luz, eliminarás.

Sistema cardiovascular

Vas a comenzar a experimentar un aumento de la frecuencia cardiaca y una disminución de la tensión arterial, sobre todo durante el primer trimestre. Luego todo volverá a la normalidad pasado el mismo. Los cambios que surgen en el metabolismo pueden facilitar el movimiento del cuerpo del bebé.

Volumen de sangre

Con ella también se produce una disminución en la hemoglobina y comienza el surgimiento de una anemia fisiológica típica de la embarazada. No obstante, no puedes confundir los términos de anemia y deficiencia de hierro. Ya que uno de los mayores riesgos a sufrir anemia durante el embarazo es que pierdas mucha sangre durante el parto y haga que la recuperación sea mucho más lenta.