in

4 pasos claves para acostumbrar a un bebé a dormir por las noches.

Es aconsejable siempre que un bebé a partir de los 3 meses de edad tenga un horario para dormir, con el fin de evitar que su sueño y el tuyo sean perturbados, y de esa manera acostumbrarlo a una correcta forma de dormir y beneficiar mucho tu rendimiento en el día, al darle los mejores cuidados a tu bebé, sin sufrir de graves dolores de cabeza y un mal humor.

Por ello es aconsejable que antes de leer y aplicar los consejos aquí dados, entiendas que los bebés de 3 meses en adelante son los únicos a los que se les va bien un horario de sueño, ya que a los bebés recién nacidos, aún no se les ha sido desarrollado el patrón del sueño.

Horarios

Como se dijo antes, el horario es muy importante cuando se trata de acostumbrar a un bebé a dormir de noche, pues es más que necesario, acostumbrarlos a dormir en una hora específica y levantarlos a la hora adecuada para comenzar el día. Ya que a medida que repitas este procedimiento, el bebé se irá acostumbrando a dormir en la hora impuesta siendo mucho más fácil para ti, acostarlo y dormirlo.

Acostumbra a tu bebé a dormir siempre en horarios de 8 u 9 de la noche, ya que ellos siempre suelen dormir 10 horas o menos, para de esa manera y sin ningún problema, el bebé se levante a las 7 am con el fin de comenzar su día.

Afecto

Un bebé usualmente empieza a tener mucho sueño, cuando todas sus necesidades han sido cubiertas, por ende es necesario que antes de dedicarle un tiempo de caricias y cariño, le des de comer, le cambies el pañal y lo relajes. Háblale y dale muchas caricias mientras lo vas meciendo suavemente para ir induciéndole el sueño. Si quieres puedes inducir canciones que no sean para nada ruidosas y que contribuyan a su relajación.

Día y noche

Normalmente los bebés no tienen conocimientos, ni tan poco una buena percepción de lo que es el día y la noche y para qué sirven, por lo cual no entienden muy bien que es este cambio tan repentino, por ende es crucial que le enseñes a tu bebé que la noche es para dormir y el día es para jugar.

Muchos especialistas consideran que la mejor forma para que esto pase es que cada vez que tome siestas de días, hagas que las cosas transcurran con normalidad, no evites el ruido y haz que note que las cosas en el día son muy diferentes a la noche. Dicho esto haz que la noche, todo esté en calma y tranquilo, que no haya actividad y que todo sea silencioso.

Háblale

Sin importar que el bebé entienda lo que estás diciendo, háblale y hazle saber que la hora de dormir ha llegado, despídete usando una voz sueva y gentil y déjalo en la cuna, si el bebé llegar a llorar, mécelo un poco y repite el proceso hasta que el bebé este tranquilo y listo para dormir.

Eventualmente y cuando se haga mucho más grande, el bebé llegará a comprender lo que las palabras “buenas noches” significan, y tomará siempre esas palabras como la clave para ir a dormir.

Qué es la lactancia la crisis de los tres meses?

Conoce lo importante que es celebrar el cumpleaños de tus hijos.