37 semanas de embarazo, el bebé podría nacer en cualquier momento

Un embarazo normal dura ente 38 a 40 semanas. En algunos casos puede ser un poco menos o un poco más. Dependerá del desarrollo gestacional del feto y de las condiciones de salud de la mamá, siempre hay que mantener la calma y pensar que todo saldrá bien y en poco tiempo tendrás a un bello angelito en tus brazos.

Estás en la semana 37 de embarazo, estás a un paso de tener a tu lindo bebé en tus brazos! A partir de este momento, el pequeño bebé que esperan con muchas ansias está en las condiciones óptimas para poder nacer en la que ya habrá adoptado la posición definitiva y esperando con ansias los brazos de mamá y papá.

Tu ginecólogo podrá decirte mediante una ecografía en que posición se encuentra el bebé evaluando según el resultado, si es necesaria una cesárea para evitar cualquier complicación que se pudiera dar en el parto, así de esta maneras podrá estar segura tu y tu pequeño bebé, pero tienes que estar tranquila todo saldrá bien futura mamita.

Ha comenzado el último mes de tu embarazo y es muy probable que vayas a experimentar algunas molestias semana a semana y, sobre todo, llegarás a sentirte algo incómoda. Posiblemente sientas que las contracciones Braxton Hicks se van incrementando a lo largo de todos estos días, pero no te preocuparte: el parto está muy acerca.

A las 37 semanas de embarazo, ya el bebé está completamente formado y puede decidir nacer en cualquier momento. Pero lo ideal es que lo haga en la semana 39 porque así puede adquirir un poco más de peso y de talla.

Si el bebé nace entre las semanas 37 hasta la semana 42 el embarazo se denomina embarazo a término, si pasa de la semana límite, es decir, más de la semana 42 lleva el nombre de “gestación cronológicamente prolongada”.

A partir de la semana 37, se acorta el tiempo entre consulta, lo que era desde la semana 34 cada quince días, ya serán citas de manera semanal, donde se harán controles de peso, tensión arterial y monitoreo fetal un poco más detallado.

Esto le permitirá al obstetra tener un poco más de información sobre las condiciones que tendrán la mamá y el feto, en el momento que que el bebé decida nacer.

El bebé a las 37 semanas:

Un feto a las 37 semanas de embarazo está totalmente desarrollado y puede nacer en cualquier momento. Se considera un embarazo a término. Ya no se considera un bebé prematuro. Aunque lo ideal es que nazca entre la semana 39 y la 40.

Se comienzan a sentir las contracciones con molestias, sin dolor, lo que da señal que el útero se está preparando para el nacimiento. También se puede empezar a segregar un poco de líquido. Si estos dos síntomas aumentan, pueden ser señal que el momento del parto ha llegado.

El bebé va cambiando de posición de estar podálico se cambia a posición cefálica, lo que va dando luces que él también se prepara para llegar a este mundo. A su vez va adquiriendo un poco más de grasa corporal, puede llegar a ser un poco más de 145 gramos cada día. El bebé puede medir entre 48 y 53 centímetros y de peso entre 2 a tres kilos.

Cambios en la futura mamá:

Los cambios durante el embarazo no solo los experimenta el feto, sino el organismo de la futura mamá también se va preparando para el momento del parto. Las mujeres embarazadas para la semana 37 presentan estos síntomas:

  1. Pueden comenzar a sentir molestias en los huesos de las costillas y de la pelvis.
  2. Para algunas mamás conciliar el sueño por la noche cada día se le hace más difícil, ya que por el tamaño de la barriga y las veces que desean orinar, se lo impiden.
  3. Puede dejar muestras de algún flujo rosáceo en su ropa interior. No es de alarmarse si son pequeñas manchas. Pero si aumenta debe consultar con su obstetra.
  4. Sientes pequeños corrientasos en las mamás, esto quiere decir que ellas se están preparando y dilatando los conductos mamarios por donde saldrá el alimento de tu bebé.
  5. Notas que tus pies y mano tienden a hincharse un poco y puedes estar más soñolienta.

Si estás en la semana 37 de embarazo y deseas conservar células madre del cordón umbilical de tú bebé, es momento de consultarlo con tú obstetra, el te dirá los pasos a seguir.